Kiosko

La Opinión de Zamora

Refugiados ucranianos que rompen barreras en Benavente

Más de una veintena de ucranianos participan en los talleres organizados por Acción Norte en Vega de Tera

Tania, una ucraniana que lleva varios años en Benavente, colabora como intérprete y ayuda a sus compatriotas con la enseñanza del idioma. | E. P.

Más de una veintena de refugiados ucranianos que residen en Benavente y pueblos de la comarca de Los Valles comenzaron ayer unos talleres para aprender castellano, algo que les amplía la posibilidad de poder integrarse en la nueva sociedad en la que viven.

Siguen llegando familias ucranianas a la provincia de Zamora gracias a la ayuda de la ONG Acción Norte. Algunos de ellos cuentan con casas de acogida y la disposición de varios inmuebles municipales tanto en Benavente, como en varios pueblos de la comarca de Los Valles. Estas familias que han huido de la guerra provocada por la invasión rusa están ahora en periodo de adaptación y la mayoría tan solo sabe comunicarse en ucraniano.

Alyona, Olena e Inna en su primera clase para aprender castellano. | E. P. Eva Ponte

Para facilitar su integración y una adaptación más rápida a su nueva vida, Acción Norte ha puesto en marcha una serie de talleres para aprender castellano que se imparten en un local municipal del Ayuntamiento de Vega de Tera.

Las familias de refugiados solo tienen palabras de agradecimiento para las muestras de solidaridad, la ayuda material y emocional que están recibiendo por parte de los vecinos.

Los talleres se realizan en un local municipal de Vega de Tera. | E. P. Eva Ponte

Según explicó Javier Bodego, presidente de Acción Norte y vecino de Santibáñez de Tera, en Vega el Ayuntamiento ha puesto a disposición de dos unidades familiares procedentes de Ucrania una casa municipal. Se trata del inmueble anejo al consultorio médico, de titularidad pública, acondicionado a través del programa Rehabitare y que no estaba ocupado por ninguna familia vulnerable.

En este inmueble viven ya una mujer y su hermana con su hijo de dos años, y otra mujer con un niño de 13 años.

El aprendizaje del castellano es un paso importante para la mejor adaptación de los niños en edad escolar y poder iniciar su escolarización.

Otras dos unidades familiares y un total de 5 personas conviven en una casa de acogida de un particular en Pumarejo de Tera. Mientras que otra familia, de tres personas, también vive en otra casa de acogida en Santa Croya de Tera.

En Benavente, además de los familiares de Kristina y Nela que son cuatro ucranianos, dos adultos y dos niños, hay acogida a través de Acción Norte, otra familia de cuatro integrantes que está viviendo en una casa ofrecida por un vecino de Benavente.

Son Olena, y su hija Inna y sus dos nietos Stanislav y Alyona. Una palabra que no se cansan de repetir, en castellano, es “gracias”. Ayer mismo formalizaban el trámite del censo en Benavente, antes de dar otros pasos como la escolarización de los niños o la regularización de su situación en España. Olena asegura que “no sabría qué podríamos hacer sin vosotros”, aludiendo a la ayuda recibida de parte de varios vecinos de la ciudad. Esta familia salió de Chercasy, una localidad cercana a Kiev, donde han quedado dos hombres, los maridos de estas mujeres. “Mi marido es albañil y está deseando que termine todo para que podamos volver a casa”, explica y hace hincapié en que “tras la guerra vendrá la reconstrucción del país y como es albañil quiere poner toda su fuerza en ello”.

Con él mantiene contacto diario a través del teléfono. “Ahora está trabajando como seguridad y reconstruyendo lo que está derruido. Ayuda en la ciudad. Ellos cuando no tiran las bombas trabajan”, señala. También el marido de Inna está en Ucrania. Él es fontanero y también trabaja cuando la situación de la guerra se lo permite.

Refugiados ucranianos en clase de castellano, en Vega de Tera. / E. P.

Mientras llegan familias a esta zona de la provincia, la ONG Acción Norte continúa con acciones humanitarias. El domingo salió un trailer de 33 toneladas hasta la frontera de Rumanía con Ucrania desde Benavente. Mientras que otro tiene previsto salir con las donaciones recogidas en Toro y Salamanca hoy mismo, según explicó Javier Bodego.

Además, el martes tiene previsto salir un autobús desde Murcia y una furgoneta de apoyo para traer desde la frontera de Polonia con Ucrania a otro grupo de refugiados con destino a la provincia de Zamora.

Compartir el artículo

stats