Más de 120 camiones, a los que se han sumado furgonetas de reparto y varios tractores han vuelto a rodar por las calles de Benavente. Transportistas de toda la provincia de Zamora se han dado cita en la ciudad para hacer oír sus reivindicaciones ante la situación “inviable” por la que pasa el sector.

VÍDEO | Así se manifiestan los transportistas en Benavente

VÍDEO | Así se manifiestan los transportistas en Benavente E. P.

Autónomos y pequeñas y medianas empresas han dejado sonar sus bocinas en las principales avenidas de Benavente y han paralizado el tráfico parcialmente durante media hora, aproximadamente, en la avenida El Ferial.

En torno al 15% de los transportistas de la provincia se han dado cita en esta convocatoria, según explicó Lorenzo Fuentesaúco, quien se erigió en portavoz de los convocantes. “El resto estará parado, otro no lo verá viable”. Si en algo coinciden todos es que prefieren quedarse en casa que trabajar para perder dinero.

Entre los asistentes, empresarios como el responsable de Cereales Geras de Pobladura del Valle de cuyo trabajo dependen hasta 14 familias. También jóvenes autónomos como Manuel o Rubén, con ya dos décadas de profesión y que aseguran “esta es la por situación que hemos vivido. En 2008 fue muy importante pero no como esta, tampoco en el apoyo que estamos teniendo, no somos minoritarios, solo hay que ver la situación actual”. Y otros a punto de jubilarse, con años al volante haciendo rutas nacionales e internacionales y que aseguran “llevo todo el año a pérdidas, esto no se puede aguantar más”.

Transportistas parados en la avenida El Ferial de Benavente. / E. P.

La situación transciende a los transportistas. Conocen las consecuencias de su paro. “Si no hay transporte no hay nada”, explicaba Manuel. “No hay alimentos, no hay medicinas, no hay nada”. Y añade Rubén “nos hablan de servicios mínimos, y nosotros no quitamos a nadie de trabajar, pero es que el que hace servicios mínimos está trabajando a pérdidas y eso es insostenible en el tiempo”.

Y lamentan las etiquetas de ideología política. “Aquí cada uno tiene su ideología, y en eso no entramos. Lo que hay que ver es la realidad. Y esto que nos afecta a nosotros, está afectando a todo el mundo. Porque un señor de Benavente que trabaje en Zamora tiene que ir y venir todos los días dos veces con su vehículo y eso es insostenible con los precios del gasoil”, lamentaban varios camioneros de Benavente.

Insisten en que no se sienten representados en las negociaciones con el Gobierno y algunos ni siquiera son de la plataforma convocante, pero “hay que abrir los ojos y ver cuál es la situación”.

Hacen cuentas y no salen, explican. “Muchas empresas dan portes a buenos precios, pero cuando llegan a los autónomos son precios ridículos. Hay muchos escalones y es lo que hay que evitar. Hay que prohibir lo que están haciendo las comercializadoras. Los precios se están pagando, pero alguien se está quedando con ello. En el comité están las grandes logísticas, cómo nos van a defender. No les interesa esto porque de un porte que vale 2.000 euros, nos llegan 500, el resto queda por el camino”, señalan. "Hay que quitarse de encima a las operadoras", replica otro transportista de Zamora.