Las mascaradas de invierno han vivido estos días su apogeo con los carnavales en que la España Vaciada muestra con orgullo estas celebraciones ancestrales que también en la comarca de Los Valles tienen su testimonio, en Morales de Valverde, donde todo el pueblo está implicado en su celebración y ha puesto todo su empeño en los últimos años en darlas a conocer y que sirvan de revulsivo para la localidad.

El Toro de Carnaval, mascarada de Morales de Valverde. / E. P.

En Morales de Valverde están especialmente “decepcionados”, según explica Mario Macho, desde la Asociación Las Pozas, porque el pasado martes la Junta de Castilla y León publicaba en el Boletín Oficial de Castilla y León el expediente de declaración de “Las Mascaradas en Castilla y León”, como Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial y no se contempla en el listado a esas mascaradas de Valverde.

El Toro de Carnaval, mascarada de Morales de Valverde. / E. P.

Ha pasado un año desde que se publicó el listado. Desde entonces se han presentado alegaciones por parte de Morales de Valverde, al igual que lo hizo Vigo de Sanabria en la provincia de Zamora; también se logró unanimidad en las Cortes de Castilla y León para la Proposición No de Ley del PSOE que proponía la ampliación de este expediente a otras mascaradas; y, ahora, un año después siguen sin tenerse en cuenta.

El Toro de Carnaval, mascarada de Morales de Valverde. / E. P.

Vuelve a abrirse ahora el plazo para la presentación de alegaciones, algo que hará en Morales de Valverde tanto el Ayuntamiento de la localidad como la Asociación Las Pozas. “Nos han informado de la Junta de Castilla y León que es ahora cuando tenemos que presentar las alegaciones, que este es el trámite. Por lo que volvemos a presentar alegaciones y lo haremos respondiendo a cada uno de los puntos que se recogen en el expediente publicado por la Junta, con un expediente más pormenorizado que el anterior. Nuestras mascaradas cumplen con todos esos puntos. Bueno, lo único que no tenemos es música”.

El Toro de Carnaval, mascarada de Morales de Valverde. / E. P.

Mario es precisamente uno de los moralinos que han trabajado en la recopilación de información sobre las mascaradas de Morales de Valverde, las del Toro de Carnaval. Y explica que “el origen de nuestro Carnaval no está recogido en ningún documento. Todo se remite a la tradición oral, y ésta se pierde en el tiempo”. Señala también, tal y como se ha plasmado en el documento presentado inicialmente a la Junta que “la referencia oral más tardía que se tiene es allá por los años 30 del siglo pasado, cuando ya se celebraba el Carnaval tanto en San Pedro como en Morales”.

Siguiendo su trayectoria en el tiempo, en los años 50 y 60, los vecinos de Morales optaron por desafiar posibles multas ya que en época del franquismo se prohibió celebrar los carnavales. Ya a mediados de los años 70, “tenía una gran fuerza la fiesta” y es en los años 80 y 90 cuando decae bastante esta fiesta, quedando relegada a algo meramente testimonial. “Solo algunos vecinos se disfrazaban de todo, menos de lo que históricamente se venía haciendo”, reconoce.

Con el nuevo siglo, “empieza a surgir entre algunos jóvenes vecinos la inquietud por recuperar las raíces e identidad de nuestro carnaval. Así, en la segunda década, unos pocos jóvenes fundan la Asociación Cultural Las Pozas que, entre otros objetivos, busca la completa recuperación de la tradición”.

Y lo ha conseguido, puesto que las instituciones provinciales reconocen administrativamente esta recuperación incluyendo El Toro de Carnaval de Morales de Valverde en los distintos certámenes provinciales, nacionales e internacionales de mascaradas.

Personajes principales

Los personajes principales de esta fiesta ancestral eran seis, e iban por parejas: toro y torero, gordo y flaco y señorito y señorita y había otros secundarios, como los birrias, ayudantes del torero. Los papeles se repartían entre los mozos respondiendo a un liderazgo natural.

El toro, protagonista, es una representación de un toro con unos cuernos de vaca auténticos unidos entre sí por un armazón de maderas y arcos por encima. “Esta celebración tiene rasgos muy comunes con toros o vacas de otras localidades, no solo de Zamora, sino de otras provincias como León y Ávila (aquí se suelen llamar vaquillas)”.

Morales de Valverde está inmerso en la creación de una Federación de Mascaradas de Zamora junto con otras agrupaciones de la provincia para proteger su riqueza patrimonial, antropológica, etnográfica y turística. Pero además es una de las mascaradas incluidas en el catálogo presentado a la UNESCO para la declaración de estas celebración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Sin embargo no solo no es reconocido por la Junta de Castilla y León sino que tampoco la Diputación Provincial de Zamora incluye las mascaradas de Morales de Valverde en el catálogo de mascaradas provincial.