Izquierda Unida de Benavente solicita “atención presencial personalizada en las sucursales bancarias de la ciudad”.

Explica la coalición que “en Benavente se han perdido sucursales bancarias desde el año 2008 y ventanillas. Esto conlleva que amplios sectores de la población afectada por la brecha digital tenga serias dificultades para poder realizar operaciones básicas viendo sus derechos vulnerados y sintiéndose indefensos”, señala. Además, "la precariedad y la falta de recursos en ocasiones sitúa a las nuevas generaciones esa misma brecha digital”.

Desde IU “creemos que no se puede permitir este maltrato al que la banca somete a un importante sector de nuestra población, más aún en situaciones de abuso que afecta especialmente a colectivos vulnerables”.