Más de 60 madres de Benavente tienen previsto manifestarse el sábado en la Plaza Mayor y llamarán a la movilización general estos días para reclamar a la Consejería de Sanidad que cubra las dos plazas vacantes de pediatra en los centros de salud locales.

Recogida de firmas en octubre de 2017 para reclamar un pediatra de urgencias en Benavente. | J. A. G.

Benavente tiene asignados tres pediatras. Únicamente mantiene plaza activa el Centro de Salud Benavente Norte. La pediatra del Benavente Sur se fue tras el concurso de traslados hace unas semanas y la tercera plaza lleva tiempo sin cubrirse.

El deterioro del servicio, que deja en el aire las revisiones de los bebés lactantes y de pequeños de mayor edad ha alentado esta queja. Las madres se están encontrando en con que tienen que desplazarse a Zamora en situaciones de urgencia que podrían solventarse en la ciudad.

La reivindicación ha surgido de un grupo de 67 madres lactantes conectadas a través de las redes sociales que están organizando la protesta pública del sábado en la plaza Mayor. La incertidumbre y cómo se está produciendo la atención de los pequeños está ahondando en el malestar de las familias.

Una de estas madres, R., explica que tras nacer su hijo tuvo que desplazarse a Zamora para la revisión de los 15 días porque en Benavente ya no había pediatra en el Benavente Sur.

Otra madre, N., tiene la revisión de once meses con su hija ahora. Teme que le ocurra lo mismo que en el caso anterior. En navidades la pequeña tuvo una infección de garganta. “La vio un médico de familia que recetó paracetamol. Me parece contraproducente para una infección de garganta. Lo peor es que no sabemos a qué atenernos porque la situación es recurrente”, explica.

C., otra madre de este grupo, profundiza en la situación. “Estaba contenta con la pediatra que teníamos. Ahora se ha ido. He pedido cita a través de la aplicación. Concerté día y hora, pero de repente la cita ha desaparecido. Hay además incertidumbre porque un día puede ver al niño un médico de familia y otro día otro sin el historial”.

Estos casos se repiten y se intercambian en este grupo de whatsapp de madres lactantes y las historias coinciden y se repiten. La situación las ha animado a protestar públicamente reclamando que se cubran las plazas vacantes y que se garantice el servicio sanitario a los pequeños con especialistas.

No es la primera vez que las madres benaventanas protagonizan una reivindicación sanitaria como esta. Hace unos años, otro grupo recogió firmas para reclamar un pediatra de urgencias que pudiera atender a los niños de Benavente y comarca evitando las derivaciones a Zamora.

Manifestación sanitaria en marzo de 2017 a las puertas del Hospital de Benavente. J. A. G.

Su reclamación se plasmó en la entrega de más de 8.000 firmas y más tarde pasó a ser una de las reivindicaciones asociadas a la protesta ciudadana por el cierre de la tercera planta del Hospital multitudinaria de marzo de 2017. La planta hospitalaria no se cerró tras la presión popular, pero la dotación de un pediatra de urgencias fue rechazada por el entonces responsable de la Consejería de Sanidad y la reclamación cayó en saco roto.

Durante el verano de 2017, el accidente sufrido por una niña en Fuentes de Ropel con su bicicleta y su traslado a Zamora reavivó la petición, que también motivó una nueva recogida de firmas para exigir un pediatra de urgencias. En octubre, unas 2.000 personas se concentraron en la plaza Mayor para exigir a la Junta este servicio.

Ayer, las madres lactantes barruntaban la posibilidad de que el servicio de pediatría en los centros de salud se refuerce con una especialista venida ocasionalmente desde Zamora a lo largo de la semana. No hay confirmación oficial sin embargo, pero consideran esta posibilidad insuficiente.