Una vecina de Lugo, que había sido condenada a dos años de prisión por un delito de estafa (pena que fue suspendida durante tres años), tendrá que cumplir otros 15 meses de prisión al haber sido condenada en firme por la Audiencia Provincial de Zamora como autora de otro delito de estafa con la agravante de reincidencia a una empresa benaventana de venta de materiales de construcción.

En calidad de administradora de una firma lucense, “utilizando engaño bastante y con ánimo de obtener un enriquecimiento patrimonial ilícito, a través del correo electrónico”, adquirió materiales por importe de 3.225 euros para una supuesta obra en Benavente.

“A sabiendas de que no iban a cumplir con lo pactado, dado que ni las citadas obras se iban a realizar, ni (junto a su socio) tenían intención de abonar el precio pactado, careciendo además de medios económicos para abonar los materiales comprados”, negoció el pago de los materiales a una semana desde su recepción, hecho que nunca se llevó a cabo a pesar de realizar su retirada durante varios días del mes de octubre de 2017 y obviando después los continuos requerimientos por parte de los perjudicados. Estos comprobaron que la obra ni siquiera existía y denunciaron los hechos. Ahora la Audiencia ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Penal.