Durante el fin de semana y organizado por la Asociación de Jubilados y Pensionistas El Tesoro de Villaveza del Agua, una decena de vecinas y vecinos del municipio zamorano participaron aportando fotografías antiguas al taller, fotografías que una vez seleccionadas formarán parte de una exposición permanente con el objetivo de recordar la Memoria Patrimonial de las gentes que habitaron y habitan este lugar.

Junto a las viejas fotografías se añadirán nuevas fotografías realizadas en las mismas localizaciones donde se tomaron las antiguas para que los jóvenes del lugar recuerden a sus mayores en escenas familiares, de trabajo, de fiesta, celebrando la vida por dura que fuese, subidos al trillo, cuidando las ovejas o las vacas, en la vendimia, en la matanza, fabricando velas o jerseys, pescando en el río Esla, en una boda, en la comunión o simplemente paseando por las afueras del pueblo.

A estas fotos se sumará un relato íntimo de los protagonistas elaborado por ellos mismos que refleja el estado de ánimo de aquellos momentos recordado cincuenta o sesenta años después en muchos de los casos. En estos emotivos relatos se recuerda la llegada del fotógrafo de Benavente para hacer las fotos del carnet de familia numerosa o de los niños subidos en una moto o en el interior de una televisión, los viajes a El Escorial con el párroco, el germen de un coro juvenil, los guateques, las fiestas de los quintos, etc.

Todos los momentos recogidos en las fotos se escriben en los relatos para que no se olviden las sensaciones que los protagonistas sintieron en aquellos momentos, los nervios de una niña el día de su primera comunión que corría hacia la iglesia delante de todos, la boda de una chica del pueblo con un foráneo que se quedó extrañado del pueblo porque él venía del Mediterráneo y todo le llamaba la atención, el recuerdo de un hermano fallecido, el de un vestido especial, el aroma de la cera en la fábrica de velas, el recuerdo de un cucurucho de pipas en la tienda del pueblo, el aroma de los hornos de pan, el adobe de las paredes.

Estos y muchos otros recuerdos se han rememorado en el taller impartido por el psicólogo y experto en Memoria y Patrimonio Francisco Brera cuya propuesta creativa de Memoria del Territorio ya fue seleccionada entre las cinco ganadoras del concurso nacional en 2020 del I Taller Creativo de Paisaje Cultural promovido por la Fundación Santa María la Real, gracias a la colaboración del Ministerio de Cultura y Deporte junto a la historiadora del arte Nerea Soto. En este caso el taller optará a la propuesta de subvenciones para actividades de Asociaciones de Mayores de la Diputación Provincial de Zamora.

Los objetivos del taller y la instalación son visibilizar el territorio desde el punto de vista emocional implicando a los habitantes en todo el proceso creativo y de gestión del proyecto.