El Ayuntamiento de Benavente ha mostrado su disconformidad con la decisión de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, que ha rechazado la solicitud del consistorio de realizar un cribado masivo en la población de entre 16 y 25 años, a fin de controlar el aumento de casos en la zona.

Desde el consistorio manifiestan su descontento y denuncian sentirse relegados a una categoría inferior en lo que a materia de Sanidad se refiere respecto a otros territorios de la provincia y, por ende, toda la población del municipio de Benavente y su comarca.

La petición, formalizada el pasado 6 de julio, tenía por objetivo frenar el aumento de casos en la ciudad de Benavente, los contagios y detectar casos positivos asintomáticos.

Desde el consistorio benaventano se han mostrado especialmente sorprendidos con los argumentos esgrimidos por la Consejería de Sanidad para desestimar la petición. La Dirección General de Salud Pública y los expertos del grupo Covid-19 afirma desaconsejar realizar cribados selectivos, dado que existe transmisión comunitaria y el cribado no aportaría un valor significativo al rastreo. Además, atraería elementos de Atención Primaria, cuya prioridad, afirman, es la vacunación.

Sin embargo, para el Ayuntamiento de Benavente, esta decisión carece de lógica, teniendo en cuenta que la propia Consejería de Sanidad decidió realizar un cribado de las mismas características el pasado 11 de julio, tan solo cinco días después de la solicitud del consistorio de Benavente.

La perplejidad y el malestar son patentes en Benavente, dado que, según manifiestan, en vista de los datos actuales, la realización del cribado masivo en Benavente podría haber evitado un gran número de contagios que han llevado las cifras en las últimas casi hasta datos similares a los del mes de febrero, cuando en el momento de la solicitud la incidencia era de 224 casos por cada 100.000 habitantes.

A pesar de ello, desde el Ayuntamiento han manifestado la intención de seguir colaborando en la medida de lo posible con la Consejería de Sanidad para poner fin a esta situación.

Asimismo, garantizan que tomará las medidas que sean necesarias para salvaguardar la seguridad sanitaria de los vecinos del municipio y su comarca. Aseguran que esperan recibir una mayor colaboración y respuestas positivas ante las acciones propuestas.

Desde el Ayuntamiento lamentan que si se hubiera actuado conforme a los test solicitados, se podría haber disminuido el aumento de casos, al que ha calificado de “alarmante” y la quinta ola no habría golpeado la zona con tanta fuerza.

La quinta ola golpea con fuerza a Benavente

En el momento en que el Ayuntamiento de Benavente formalizó la solicitud de realizar un cribado masivo en la localidad, la incidencia acumulada a 14 días era de 275 casos por cada 100.000 habitantes. Durante el tiempo que se ha hecho esperar la respuesta de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, la incidencia a catorce días ha pasado desde esos 275 hasta 775 casos por cada 100.000 habitantes en el día de ayer, habiendo detectado 24 nuevos positivos en las últimas 24 horas. El pasado domingo 18 de julio se alcanzó un pico máximo de 899 casos por cada 100.000 habitantes. Es por ello que el Ayuntamiento se muestra tan perplejo con la decisión de Sanidad de no realizar un cribado masivo en la ciudad.