Sin agua potable más de dos meses en un pueblo de Zamora Eva Ponte

“Esta es el agua que sale de nuestros grifos”. Esta es la leyenda que mostraba ayer uno de los carteles reivindicativos de los vecinos de Bercianos de Valverde, junto a botellas y garrafas con agua de color marrón recogida esa misma mañana de los grifos de sus casas. Los vecinos de Bercianos ya no pueden más y se han plantado a las puertas del Ayuntamiento de Pueblica para urgir una solución y, al menos, han logrado el compromiso del regidor y de Diputación Provincial para solventar las deficiencias el próximo lunes.

El alcalde y la concejal de Pueblica de Valverde (izquierda) escuchan a los vecinos de Bercianos. | E. P.

Llevan ya más de dos meses con problemas en la red de abastecimiento del agua. “Unas veces sale como barro, otras no como barro pero turbia y estamos ya desesperados”, aseguró Simón, vecino de Bercianos La situación que en este tiempo no ha encontrado solución alguna por parte de la administración local de la que dependen en primera instancia, el Ayuntamiento de Pueblica de Valverde, les llevó a convocar una asamblea vecinal en la tarde del jueves para decidir qué acciones llevar a cabo con el fin de que alguien les escuche y solucione esta deficiencia de uno de los recursos básicos, el agua. Decidieron esa tarde aprovechar la celebración del pleno previsto para la mañana de ayer en el Ayuntamiento de Pueblica, para mostrar su descontento con la gestión municipal y urgir una solución a la falta de agua potable.

Dos vecinas de Bercianos dejando la muestra del agua supuestamente potable que sale del grifo de sus casas.. | E. P.

Algo más de una veintena de vecinos de Bercianos se trasladó a Pueblica llevando carteles reivindicativos y botellas y garrafas de agua “no potable” como incidieron. “No solo es que no la podamos beber, es que no podemos ni ducharnos”, explicaba una vecina, “y la ropa nos sale marrón si la lavamos con esta agua”, señalaba otra vecina.

A la llegada del alcalde de Pueblica, el socialista Joaquín Crespo, los vecinos enfadados no dejaron de gritar “alcalde dimisión”, “Bercianos existe” y le mostraron el agua embotellada. También recriminaron la gestión a la teniente de la Alcaldía que llegó para la sesión plenaria. Los vecinos pidieron poder asistir al pleno municipal en el que se iban a abordar “asuntos relacionados con las cuentas” pero la técnico de Diputación explicó que por el protocolo COVID solo podrían entrar dos personas y al resto se les escucharía cuando finalizara la sesión plenaria. Los vecinos pidieron que se celebrara el pleno al aire libre, algo a lo que accedió el alcalde aunque finalmente, recomendado por la secretaria de Diputación, se aprobaron las cuentas sin presencia de los vecinos y el alcalde salió entonces a escuchar a los vecinos.

Mostró su sorpresa el primer edil por el agua que presentaron los vecinos y aunque en principio aseguró que no conocía lo que estaba pasando, reconoció más tarde que sí se le había presentado una botella con el agua de Bercianos y se había procedido a arreglar el motor. “Pensé que ya estaba solucionado, pero esto no puede ser así, hay que buscar una solución y lo vamos a hacer porque no pueden estar con esta agua”, explicó.

La representante municipal de Bercianos, Julia de Paz, explicó en el pleno que ya se había presentado una botella de agua en la anterior sesión plenaria porque “no reunía las condiciones necesarias para el consumo humano” y no obtuvo contestación en primera consulta. Más tarde le dijeron que salía como barro por las tormentas, también el pasado día 22 remitió otra botella al Ayuntamiento para que viera las condiciones del agua de Bercianos y en esta sesión ha vuelto a presentar otra botella con el agua “no potable”.

De Paz explicó que si el Ayuntamiento no toma medidas se denunciará ante Sanidad. Algunos vecinos ya habían llamado a Sanidad para denunciar la situación pero les requirieron que fueran a Zamora a poner la denuncia de forma presencial y optaron por esta concentración ante las puertas del Ayuntamiento, sin descartar la denuncia.

Ayer sí ha habido respuesta y el alcalde, tras ponerse en contacto con Diputación de Zamora, asegura que el próximo lunes acudirán a primera hora a limpiar el depósito de agua y también, a petición del regidor, se abastecerá con garrafas de agua potable a los vecinos. Algunos aseguran que acuden a los pueblos vecinos a recoger agua de las fuentes.

Los vecinos aprovecharon la visita a Pueblica para trasladar al alcalde otras quejas relacionadas con su gestión en Bercianos. Y es que se sienten “abandonados” por el Ayuntamiento, aseguran. Han pedido que al menos se vaya a limpiar el pueblo. El alcalde, que estuvo dialogante, accedió a que en el momento que haya trabajadores de limpieza acudan también a realizar las necesarias labores a Bercianos. “Cuando ha habido acuden cuatro días a Pueblica y uno a Bercianos”, recriminaron, “solo hay que ver cómo está el pueblo”.