Desde Izquierda Unida de Benavente consideran positiva la bajada del IVA del 21% al 10% en la factura eléctrica que aliviará la presión sobre la economía de la clase trabajadora, pero advierten también de que “no deja de ser una medida de urgencia ante la sangría generada por el oligopolio de las eléctricas, donde la ausencia de competencia entre ellas, pues es evidente que pactan los precios, sirve solamente para que estas compañías tengan unos beneficios desorbitados, a costa del maltrecho bolsillo del trabajador”.

“Desde IU, siempre hemos apostado y ahora con mayor motivo, por la nacionalización de los bienes básicos de consumo y la energía eléctrica es uno de ellos. Solamente el control público en la producción, conducción y abastecimiento de la electricidad, puede garantizar tanto el suministro, como el justiprecio y así evitar en el seno de las familias, los tristes casos de pobreza energética”, afirman a través de un comunicado de prensa.

Por otra parte, desde IU en Benavente consideran que esta medida es aún “insuficiente”, puesto que el ahorro en la factura de la luz sólo va a afectar a aquellos hogares que tengan una potencia contratada de hasta 6 kW de potencia.