“Nosotros no pedimos que haya una conexión a Internet muy alta y que vaya a toda velocidad, simplemente pedimos contar con, al menos, algo de conexión para realizar nuestras tareas y trabajos porque es que hay algunas mañanas en las que no podemos ni enviar un simple correo electrónico”, afirma Diego Bresme, propietario de una empresa de venta al por mayor de ferretería, ubicada en la localidad zamorana de Cubo de Benavente, la cual cuenta con una falta de conexión a Internet desde hace más de un mes lo que dificulta enormemente las tareas que desempeñan en el día a día los 40 trabajadores que forman la empresa.

“Ha sido todo a partir de mediados del pasado mayo. Antes de esa fecha tampoco es que hubiera una conexión muy buena, pero es que ahora hay días en los que directamente no la hay y, claro, para una empresa como la nuestra que sí que utilizamos Internet eso dificulta enormemente los trabajos que desarrollamos día tras día”, declara Diego, el cual comenta que se ha puesto en contacto tanto con la compañía móvil como con algunas instituciones provinciales, pero sin obtener ninguna solución al problema.

Tenemos que llegar a una solución porque así no podemos seguir. Sobre todo en cuanto a las empresas que trabajamos con Internet y lo necesitamos para trabajar”, manifiesta Bresme, que se siente “desesperado” ante la falta de respuestas. “En los domicilios hay días en los que tampoco contamos con conexión, pero el problema es mayor en las empresas, porque al final necesitamos Internet. Ya no una buena conexión, sino algo de conexión”, reitera el propietario de la empresa.

Sin duda, este se trata de un problema muy común en la denominada España Vaciada. Tan solo es necesario una conexión a Internet. Un requisito complicado, a veces, en algunos de los pueblos de la provincia de Zamora. Desde la empresa de Bresme, en Cubo de Benavente, esperan que la falta de conexión a Internet se solucione con la mayor brevedad posible y, por consiguiente, poder desempeñar los trabajos diarios con la mayor normalidad para así seguir adelante.