El Ayuntamiento de Benavente recibía ayer las obras de construcción de los nuevos vestuarios de las pistas de atletismo y almacén. Un paso más para la mejora de estas instalaciones en las que se ha invertido ya medio millón de euros desde el año 2015. El alcalde de Benavente, Luciano Huerga, presente en la recepción de las obras explicó mejoras puntuales previstas para esta infraestructura como es el cierre perimetral de las gradas “para que esta zona quede en condiciones de seguridad importantes y permita avanzar en la construcción de lo que es el gradería en los próximos años. Dotar a esta infraestructura de diversas actividades que ya está estudiando la Concejalía de Deportes”.

Acceso a los nuevos vestuarios de las pistas de atletismo. | E. P.

También se llevará a cabo la mejora y adecentamiento del entorno, que se llevará a cabo en quince días con fondos propios, para mejorar la seguridad, la imagen y la salubridad. “Las aceras no están terminadas y dan una imagen deplorable y vamos a arreglarlo en las próximas fechas”. También se va a dotar de mejoras el entorno de las pistas, a través de dos actuaciones. Una es la colocación de un sistema de vigilancia de cámaras para que algunos ataques que se han producido en las pistas puedan tener ese elemento disuasorio y otra, la instalación de una farola en la rotonda próxima al acceso a las pistas. “Una zona donde se han venido haciendo mejoras para el tráfico rodado”, explicó Huerga.

El concejal de Deportes, Fernando Marcos, por su parte, explicó que “los vestuarios nos van a permitir legalizar estas pistas, en cuanto que se puedan hacer competiciones. Ya se podrán acoger campeonatos al menos a nivel provincial o juegos escolares para el uso de las instalaciones”, señaló. “Es un paso más, porque quedan bastantes cosas. Quedan más cosas que iremos haciendo porque es nuestro compromiso. Poner en valor unas pistas con demanda y que se iban a quedar viejas antes e poder utilizarlas”.

Desde el año 2015 se han realizado distintas obras para protección de las propias pistas, a punto de caer; canalización y recogida de las aguas por el perímetro de las pistas porque existían distintos manantiales con el fin de no perder las pistas como consecuencia de todas las humedades; restaurar la legalidad en las gradas, con un exceso de altura “conocido y consentido” en aquel momento y que hubo que hacerlo y aprovechar ese gradería en el futuro campo de fútbol de la Rosaleda, pendiente de realización de las obras en virtud de un compromiso adquirido entre la Diputación Provincial y Ayuntamiento para financiar esas obras; y hacer los vestuarios.

El alcalde explicó también que “es de justicia hacer un reconocimiento público por su infinita paciencia y su saber estar y su comportamiento al Club de Atletismo de Benavente que han comprendido las dificultades que entrañaba esta infraestructura. Han sido años de comprensión y paciencia”.

Las pistas ya se están utilizando por el Club de Atletismo y otros usuarios que compiten o preparan pruebas físicas para distintas oposiciones.