La concejala de Urbanismo de Benavente, Sandra Veleda, respondió ayer a una pregunta presentada por el Grupo Municipal del Partido Popular e informó de que la instalación de gas de la caldera del Teatro Reina Sofía se soterrará en cuanto acabe la temporada cultural. De esta forma, se evitará causar perjuicios a los propietarios del acceso trasero por la calle Santo Domingo, donde está la instalación, que ya han sido informados.

Pese a que según la edil, el técnico municipal ya se lo había explicado al popular José Manuel Salvador, éste volvió a preguntar. Según él, la instalación impedía a la propiedad cualquier actuación en un espacio privado, pero con servidumbre de paso para el Consistorio.