Una de las prioridades del Ayuntamiento de Benavente es reducir las emisiones y la contaminación atmosférica. Un primer paso para conseguirlo es conocer el cálculo de la huella de carbono del municipio. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha informado al Ayuntamiento del registro de la huella de carbono del municipio en 2019, de acuerdo con el cual, Benavente emitió a la atmósfera 392,31 toneladas de dióxido de carbono (CO2), lo que se traduce en una emisión de 0,02 toneladas de CO2 por habitante y 8,7 toneladas de CO2 por kilómetro cuadrado.

Este registro de huella de carbono, que es de carácter voluntario, es un indicador ambiental que se define como el sumatorio de las emisiones emitidas por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto. En este caso, este registro mide las emisiones del Ayuntamiento de Benavente, más en concreto, la actividad desarrollada en todos los edificios, instalaciones y vehículos propiedad del Ayuntamiento.

El municipio de Benavente, en su afán de controlar las emisiones y la huella de carbono, se encuentra adherido a la Red Española de Ciudades por el Clima (RECC) de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), lo que supone asumir una serie de compromisos dirigidos a reducir su contribución al cambio climático y adaptarse al mismo.