Con motivo del Día Mundial de la Hemofilia, que se conmemora hoy con el lema “Adaptarse al cambio: Preservar la atención en un mundo nuevo”, el Ayuntamiento de Benavente, a través de la concejalía de Sanidad, un año más se adhiere a esta efeméride iluminando de color rojo las fachadas de las sedes municipales.

El Ayuntamiento de Benavente quiere aportar así su colaboración y concienciación ante una patología congénita, crónica y aunque considerada poco frecuente, en España afecta a unas 3.000 personas.

El objetivo del Día mundial de la hemofilia es acercar y unir a la comunidad de trastornos de la coagulación.

Dado el fuerte impacto que la pandemia de COVID-19 ha tenido en las personas con trastornos de la coagulación, este objetivo nunca ha sido tan importante, según explica. La comunidad se ha visto afectada por la pandemia de diferentes maneras.