El Ayuntamiento de Benavente se suma a la conmemoración del Día Internacional de la Salud y reivindica el derecho a la salud como un derecho fundamental, a la cobertura universal de la protección de la salud y el acceso a una asistencia sanitaria de calidad como derecho de ciudadanía sin tener en cuenta su lugar de residencia o sus condiciones económicas.

Este 2021, la Organización Mundial de la Salud pone el acento en las desigualdades que existen y que condenan a las poblaciones más pobres a la enfermedad, siendo el lema del Día Mundial de la Salud 2021 "Construir un mundo más justo y saludable".

El alcalde de Benavente, Luciano Huerga, ha subrayado el acierto del lema elegido este año, pues “la pandemia sanitaria provocada por el coronavirus ha puesto claramente de manifiesto que algunas personas tienen mejor acceso a la salud y la posibilidad de llevar una vida más sana que otras por el mero hecho del lugar en el que han nacido, crecido, por donde viven o trabajan”.

Ha añadido que “está claro que la pandemia de coronavirus ha afectado más directamente a las poblaciones más pobres y que tenían unos servicios sanitarios más deficientes. Estas desigualdades provocan enfermedades evitables, muertes prematuras y perjudica gravemente a nuestras sociedades y economías. Se trata de una situación que no solo es injusta, sino que también es evitable”, por lo que los dirigentes y cargos públicos “debemos trabajar, sin excepción, por eliminar esas desigualdades y garantizar que todas las personas puedan acceder a unos servicios de salud de calidad cuando y donde lo necesiten”.