El mal estado del carril bici por las numerosas raíces de los árboles cercanos que lo deforman y agrietan ha obligado a reformar el carril bici en Benavente. En primer lugar, se ha cavado una zanja que se rellenará de hormigón para frenar así el avance de las raíces y evitar daños futuros. Se trata de una medida que tiene como objetivo adecuar la instalación a una futura rehabilitación. Esta actuación se está realizando con fondos propios municipales de forma preventiva al inicio del proyecto de reparación del carril bici de Benavente, el cual se realizará con fondos de la Diputación Provincial correspondientes al Plan Municipal 2020.