La sociedad pública Tragsa ha iniciado ya las actuaciones de mejora del camino agrícola que une las localidades de Pobladura del Valle y Matilla de Arzón. Una actuación que pone fin a la reivindicación histórica de estas dos localidades que han tenido que esperar más de una década para ver que sus peticiones son atendidas.

El deteriorado estado del camino de algo más de siete kilómetros lo hace intransitable ya no solo para los turismos, sino también para la maquinaria agrícola.

El inicio de los trabajos ha obligado a cortar el camino, aunque lo cierto es que no supone un agravante puesto que su avanzado deterioro impide ya su uso. Hoy ya se veían en la zona de Matilla de Arzón varias máquinas trabajando sobre el terreno y se han instalado las señales de obras.

En esta anualidad se ejecutarán un total de 50.000 euros de los 850.000 euros destinados para este proyecto por el Ministerio de Agricultura. Las actuaciones más inmediatas se realizarán en la zona de la vaguada del término de Matilla.

Los trabajos se prolongarán hasta el año 2022.