La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Benavente ha retomado el programa de control de la plaga de “procesionaria” en el casco urbano. Durante la semana pasada, debido a las altas temperaturas, personal técnico de la Concejalía junto con personal de Asprosub, ha procedido a revisar las zonas en las que se realizaron los tratamientos contra la procesionaria a lo largo del invierno pasado. 

Los técnicos han constatado el buen estado del arbolado tratado y la notable disminución de “bolsas” de orugas en los árboles afectados, y se han revisado las barreras colocadas en los pinos de gran envergadura de los jardines de la Mota. Finalmente, la gran mayoría de los ejemplares afectados se han tratado nuevamente mediante Endoterapia, aplicando inyecciones directas del producto en el tronco del arbolado.

Únicamente en los grupos de pinos del Prado de las Pavas se está valorando la nebulización con producto insecticida, al tratarse de grupos de árboles cercanos situados en una zona fácilmente delimitable y lejos de viviendas.

El importe de los trabajos realizados durante esta campaña ronda los 1500 euros. Una vez más el Ayuntamiento de Benavente ha confiado en Asprosub, empresa adjudicataria también del mantenimiento de gran cantidad de zonas verdes municipales, para la realización de estos trabajos especializados.

Los servicios técnicos de la Concejalía monitorizarán la evolución de la plaga para ajustar las labores de mantenimiento y limpieza de las zonas afectadas, evitando que las orugas lleguen al suelo o puedan causar daños cuando comience a remitir el invierno.