La Policía Local de Benavente ha identificado y detenido a un vecino de la ciudad de 45 años como presunto autor del intento de dos robos con fuerza perpetrados de madrugada en sendas tiendas de la ciudad, tras encontrarse en una de ellas las llaves de la vivienda y del vehículo del presunto autor, así como tarjetas de un supermercado. Sus señas de identidad coinciden además con la descripción de testigos presenciales del segundo de los intentos de robo, según ha podido saber este periódico.

El primero de ellos se produjo en una tienda de chucherías de la calle Herreros. La Guardia Civil se encontró con el cristal de la puerta del establecimiento roto. La Policía Local confirmó poco después que se había utilizado la tapa de una alcantarilla. El suceso se produjo en torno a las 2.10 horas de la madrugada. En el interior los agentes se encontraron productos de alimentación desparramados por los suelos, aunque no detectaron que se hubieran llevado dinero. Los hechos fueron puestos en conocimiento del propietario, que formuló denuncia.

Apenas cuarenta minutos después, la Policía recibió aviso de un segundo intento de robo en una tienda de embutidos de la calle Agujero de San Andrés. El presunto autor había empleado el mismo método, rompiendo una luna con una tapa de alcantarilla. Aparentemente el autor no tuvo tiempo a llevarse nada.

Los agentes realizaron una inspección ocular del establecimiento y se encontraron un llavero con llaves de una vivienda, de un vehículo y tarjetas de un supermercado. Tras poner los hechos en conocimiento de la propietaria del establecimiento iniciaron la búsqueda del presunto autor, del que tenían también una descripción de testigos.

La Policía no halló al autor, pero sí su vehículo, del que las llaves encontradas en el segundo establecimiento coincidían. Más tarde dieron con él autor de ambos intentos de robo, identificándole e informando a la Guardia Civil que se ha hecho cargo de las diligencias.