Desde el inicio del curso escolar son preocupantes las circunstancias que se dan en algunos colegios de la ciudad donde a la entrada y salida del alumnado se produce una importante aglomeración de personas y vehículos que hace difícil mantener las distancias de seguridad necesarias en la actual situación de crisis sanitaria. Desde las Cocnejalías de Seguridad Ciudadana y de Educación se han mantenido encuentros con equipos directtivos de distintos colegios para intentar encontrar una solución a la aglomeración de padres y de coches en las entradas y salidas.

Una de estas medidas afecta a dos colegios, los de mayor número de alumnado, el colegio Virgen de la Vega y San Vicente de Paúl. en estas zonas se ha reforzado la vigilancia policial a las horas de entrada y salida de alumnos y se ha hecho hincapié en dar más espacio a los peatones. El Ayuntamiento ha optado también por reorganizar el tráfico en las horas de entrada y salida de los alumnos en las zonas colindantes a estos centros educativos y las medidas se pondrán en marcha desde el próximo lunes día 2 de noviembre.

Se trata de una serie de medidas regulatorias del tráfico en las zonas aledañas a los colegios Virgen de la Vega y San Vicente de Paúl, con especial afección al entorno de la calle El Parque y la Calle Corta, tal y como se recogen en un bando municipal.

Esta reorganización del tráfico viene a responder no solo a las peticiones y sugerencias tanto de los equipos directivos de los centros reseñados sino también a vecinos de la zona afectada, básicamente originadas por las concentraciones de vehículos y personas al inicio y finalización del horario escolar, y que vienen ocasionando distintos problemas de circulación del tráfico, así como aglomeraciones en las zonas de entrada y salida que pudieran resultar peligrosas por motivos de imposibilidad del cumplimiento de la distancia social y sanitaria recomendable.

Las medidas se concretan en que la calle El Parque queda en una única dirección en sentido de bajado, excepto para residentes y garajes que tendrán permitido el acceso. Y la calle Corta está cortada con carácter temporal a la altura de la calle El Parque, quince minutos antes de la entrada y la salida del colegio.

Desde el Gobierno Municipal explican que “somos conscientes de que esta nueva regulación provocará la adopción de nuevos hábitos de circulación para todos, principalmente para los vecinos que viven en las zonas afectadas, es por ello que pedimos disculpas por las molestias que puedan originarles, y esperamos comprensión puesto que las medidas adoptadas buscan solventar los problemas que motivan dichos cambios. La correcta utilización del sentido de la circulación por parte de todos y todas, así como el corte de calle puntual propuesto, se hacen imprescindibles para ayudar a solucionar los problemas de tráfico ocasionados en las horas de entrada y salida escolar”.

Otras medidas son en el colegio Buenos Aires, corte de tráfico en la calle Antonio Machado en lso momentos de entrada y salida a cargo de la Policía Local y, en breve, a cargo del centro (AMPA) y con la autorización oportuna. En el CEIP Fernando II, colocación de una señal vertical de “peligro, zona escolar” en la calle Cervantes, junto al colegio, y pintado de un paso de cebra frente a la puerta de acceso. Y en el CEIP El Pinar, corte con conos de las dos calles que dan acceso al colegio (Doctor Brel y Doctor Calvo) para dejar toda la calle frente al centro libre de coches. “Se concretará la medida con el propio centro y se pedirá su colaboración para ejecutarla”, explica la Concejalía de Educación.