El Ayuntamiento de Benavente diseña un protocolo para una celebración segura por el Día de Todos los Santos. La Concejalía de Medio Ambiente y Sanidad va a poner en marcha un operativo que regule el aforo y la estancia dentro del cementerio y estará vigilado por trabajadores municipales y con la colaboración de miembros del cuerpo de Protección Civil y Policía Local.

El inicio de dicho operativo se ha fijado para el 28 de octubre y finalizará el próximo 4 de noviembre.

Explica el concejal del área, Manuel Burón que “las personas que acudan al cementerio municipal deberán hacerlo con mascarilla, deberán guardar la distancia de seguridad y no podrán reunirse en grupos de más de 6 individuos”. Para facilitar el cumplimiento de la normativa desde el Ayuntamiento se colocará cartelería indicando el sentido de la marcha de los visitantes del camposanto y recordando la obligación de cumplir las normas.

Para entrar se habilitará el acceso principal como único punto mientras que para salir del cementerio se podrá hacer a través de dos puertas laterales con el fin de evitar aglomeraciones. Desde el Ayuntamiento se va a intensificar la frecuencia de limpieza y desinfección de las zonas comunes y aseos y se instalarán más contenedores que permanecerán abiertos para evitar el contacto.

Respecto al aforo del cementerio, no se van a tomar medidas restrictivas puesto que el 50% permitido supondría más de 3.000 personas. Burón ha pedido responsabilidad en los próximos días y colaboración ciudadana para evitar estancias en el cementerio de más de 40 minutos para facilitar la estancia a todos los ciudadanos que así lo deseen.