El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Villaferrueña, Rafael Fuente, ha acusado al alcalde de la localidad, Gregorio Martínez Fernández, de Ciudadanos, “de mantener engañada” a la localidad y de “enturbiar y ocultar sus penosas y controvertidas decisiones municipale,s lo cual acarrea a Villaferrueña unas pérdidas económicas y sociales difíciles de cuantificar; a la par de rozar y traspasar lo ético, así como lo legal”.

Fuente esgrime las actas de cinco sesiones plenarias celebradas por el Ayuntamiento de la localidad desde finales de junio de 2019 remitidas “de forma tardía” a la Secretaría del Estado de Administraciones Públicas. Las actas probarían, según el portavoz del PP, que los datos aportados por los populares en noviembre de 2019 “son totalmente ciertos, lo que echa por tierra todas las réplicas que el Alcalde de esta localidad interpuso en contestación a la nota de prensa” difundida entonces.

“Las actas de los plenos municipales presentadas demuestran, de forma tajante, que la licitación pública y abierta de cualquier aprovechamiento que dispone el Ayuntamiento fue posible gracias al único concejal de la oposición, ante sus insistentes recomendaciones y mociones municipales. Estamos hablando del aprovechamiento maderero de choperas cuyo resultado final fue el doble de lo estimado por el alcalde en un primer momento. De igual forma, gracias al Grupo político del Partido Popular en Villaferrueña, con sus mociones e iniciativas municipales, será también licitado de forma abierta y pública el aprovechamiento de uno de sus cotos de caza, así como el del bar y fiestas, entre otras”, afirma el concejal popular.

También es cierto, añada, “el cobro formalizado de actuaciones que, incluso a día de hoy, están sin pagar y sin ejecutar como el Plan de Empleo y subvenciones para la restauración de la Plaza Mayor lo que convertiría el montante total de caja en un importe ficticio y no real”. El portavoz del PP sostiene que es cierto que la secretaría-interventora municipal advirtió de la necesidad de vender madera “para no andar “pelados” ante tanto desmán de gastos”, lo que recogen las actas municipales a preguntas del edil del PP.

El alcalde aseguró entonce sque todas las facturas locales estaban pagad, pero “de forma inesperada aparecen facturas ocultas de años pasados con la intención de que sean aprobadas en este último pleno, como la de una del alquiler único del sonido para un grupo musical de 3388 euros o la de la de basuras de mancomunidad del 2018 de 4.708 euros o el pago imprevisto de una factura de “mejoras”que no estaba reflejada en el proyecto de obras de restauración del bar que asciende a la barbaridad de 43.368euros, sin olvidarnos de otra de la primera obra de la fragua de 2.179 euros datada en 2017”.

Fuente acusa al regidor de ser “el real embustero” y afirma reservarse el derecho para tomar “medidas legales” por mentir “contraviniendo documentos públicos.