Dos grupos de jóvenes diferentes se dieron a la fuga el domingo por la tarde y por la noche al detectar la presencia de la Policía Local cuando hacían botellón, práctica prohibida expresamente debido a las medidas de seguridad derivadas de la pandemia de la COVID-19.

El primero de los dos casos se produjo pasadas las seis de la tarde en una casa en ruinas próxima al Mercado de Ganados. Avisada por un alertante, una patrulla se personó en la zona y descubrió a un grupo de jóvenes huyendo a la carrera.

En la casa encontraron varias botellas de alcohol (vodka y ginebra) y refrescos, otras botellas con mezcla de ambas, todas ellas incautadas, además de una cazadora y varias monedas que fueron depositadas en el cuartel y anotadas en el libro de objetos perdidos.

Los agentes lograron identificar a cuatro chavales y dos chavalas, supuestamente menores de edad, dado que pusieron la información de lo sucedido en conocimiento de sus padres y tutores legales.

El segundo caso se produjo ya en la madrugada del domingo, a la 1.49 horas, a partir de una información facilitada por la Guardia Civil. Un grupo de personas parecía estar haciendo botellón en el parque infantil situado junto al hipermercado Gadis, en la Vía del Canal.

La patrulla de la Policía detectó a un grupo de jóvenes huyendo a la carrera. En la zona del parque encontraron una botella de alcohol vacía, otra de ron y refrescos, que fueron incautadas.