La Guardia Civil detuvo el lunes a un vecino de Zamora de 65 años de edad que circulaba en estado de embriaguez en sentido contrario por la antigua carretera nacional N-VI (avenida de Federico Silva), a la altura del punto kilométrico 260,400. El suceso se produjo cinco minutos antes de las seis de la tarde. Los agentes le dieron el alto y le realizaron la prueba de alcoholemia, a la que dio positivo arrojando un resultado de 0,68 miligramos por litro de aire espirado (el máximo permitido es de 0,25). La Guardia Civil puso los hechos en conocimiento de la Policía al producirse el suceso en el casco urbano. Los policías repitieron la prueba con idéntico resultado y pusieron los hechos en conocimiento del Juzgado decano de la ciudad.