La actuación de los bomberos en almacén Otermat.

Efectivos del Parque de Bomberos del Consorcio Provincial de Extinción y Prevención de Incendios de la Diputación intervinieron para sofocar un incendio en la zona de las bodegas de Santibáñez de Vidriales, tras recibir una llamada del Centro Coordinador de Medio Ambiente.

A la llegada de los bomberos del Consorcio desde la base de Rionegro del Puente, ardía una zona de maleza y las llamas afectaban a la parte superior de las bodegas y a un huerto cercano, amenazando también a varias edificaciones del entorno.

Las labores para sofocar las llamas resultaron complicadas debido a los enseres y basura acumulada en la zona de actuación así como por las oquedades y las bodegas en ruinas existentes.

En los trabajos de extinción participaron también dos agentes medioambientales y un vehículo autobomba de la Junta de Castilla y León. El incendio quedó extinguido poco antes de las 18.30 horas de la tarde.

Apoyo en Benavente

La labor de los efectivos del parque de bomberos de Rionegro no tuvo solución de continuidad tras este episodio. Tuvieron que desplazarse hasta Benavente para sofocar un incendio declarado en un almacén de construcción abandonado en las proximidades de la N-25.

Este incendio se declaró en concreto en una oficina del almacén de construcción Otermat, un edificio en desuso desde hace años.

La Policía Local había solicitado su ayuda tras intentar sofocar el fuego con un extintor sin éxito y estar los bomberos benaventanos ocupados en un accidente de tráfico ocurrido poco después de las seis de la tarde.

La dotación de Rionegro sofocó las llamas de la oficina y ventiló el edificio por medio mecánicos hasta la llegada de los bomberos de Benavente, que hasta ese momento habían participado en labores de rescate en un siniestro ocurrido en la autovía A-52, en Villabrázaro.

Las dos dotaciones supervisaron las instalaciones antes de declarar el fuego extinguido. Una patrulla de la Policía Local y otra de la Guardia Civil colaboraron.