El nuevo solado cuenta con juegos para los niños. | E. P.

Los niños de Villabrázaro y San Román del Valle disfrutan estos días de los parques infantiles totalmente renovados. El Ayuntamiento ponía al uso los espacios lúdicos para los más pequeños en los que se han renovado por completo todos los juegos y se ha cambiado el solado. Tobogán, columpios, el Piolín, un balancín y otros elementos para la diversión de los más pequeños muestran su cara más amable. “Falta aún por instalar un carrusel porque la fábrica no abre hasta primeros de septiembre”, explicó el concejal Eripio Santiago.

En cuanto al solado “se han cambiado las placas que había porque con el tiempo estaban separadas las juntas”. En su lugar se ha instalado una “monocapa” con colores llamativos y el dibujo de una rayuela en el caso del parque de Villabrázaro, ubicado en una zona de esparcimiento del pueblo, en la Manga, donde está también el campo de fútbol y el parque biosaludable para las personas mayores.

El presupuesto supera los 30.000 euros para estas dos actuaciones que en el caso de San Román del Valle han costeado las arcas municipales pero en el caso del parque de Villabrázaro es una donación de la empresa de aluminio instalada en el polígono de la localidad. Desde el Ayuntamiento se pide a los vecinos que cuiden las instalaciones para que los niños puedan disfrutar de ellas lo mejor posible.