El Servicio Territorial de Fomento en Zamora ha finalizado los trabajos de reparación de la calzada de la ZA-510 a su paso por la localidad de Fuentes de Ropel, que sufrió graves desperfectos causados por las intensas lluvias y el desbordamiento del río Cea a su paso por este pueblo a finales del pasado año.

Esta obra se ha llevado a cabo tras la visita realizada por la delegada territorial de la Junta a principios de febrero a Fuentes de Ropel, donde pudo comprobar el estado del tramo de la carretera ZA-510, concretamente entre los puntos kilométricos 2+350 y 2+700 afectados por las inundaciones. Clara San Damián ha señalado que “esta actuación de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente era esencial para la seguridad vial del tránsito de vehículos por esta carretera, ya que muchas veces pequeñas intervenciones suponen una mejora sustancial para evitar accidentes y de ahí la gran importancia de ejecutar nuevos proyectos de carreteras pero también de realizar una adecuada conservación”.

El Servicio Territorial de Fomento, a través de la sección de conservación, ha ejecutado el proyecto y la obra para restablecer la escollera que había sido arrastrada por el desbordamiento del río Cea.

Las lluvias intensas de finales de diciembre provocaron el desbordamiento de varios ríos, entre ellos el río Cea a su paso por esta localidad, lo que provocó que el agua sobrepasase el terraplén de la carretera ZA-510, de Fuentes de Ropel a Villafer, de titularidad de la Junta de Castilla y León. La incidencia fue señalizada de forma inmediata, tanto con señalización vertical de advertencia de peligro como con elementos de balizamiento y una vez que el río recuperó su caudal habitual, se comprobó que la velocidad del agua había horadado la margen izquierda de la vía .