El Ayuntamiento de Camarzana de Tera decidió ayer clausurar temporalmente la playa de “La Barca” por los casos de COVID-19 confirmados en zonas básicas de salud limítrofes. Alegó también la “poca colaboración ciudadana” para el control y mantenimiento del aforo. Según informa el Ayuntamiento, el espacio estará cerrado “hasta que las condiciones sanitarias permitan de nuevo su reapertura”.

La decisión se hizo pública ayer mediante un bando municipal emitido por el Ayuntamiento y firmado por el alcalde de la localidad, José Luis Uña del Amo.