05 de junio de 2020
05.06.2020
La Opinión de Zamora
Benavente

El mercado se pone la mascarilla

25 hortelanos se animan a reanudar su actividad en los puestos de los jueves

04.06.2020 | 23:43
Las vallas sirvieron para perimetrar los espacios, como se observa en la Plaza Mayor donde se reorganizaron los puestos.

"Ves los puestos y parece que ya es un día normal", "poco a poco parece que vamos hacia la normalidad", "solo se ven vallas", "a ver si vuelve también el mercadillo". Estas son solo algunas de las impresiones que algunos vecinos de Benavente tenían ayer al comprobar que los puestos de las frutas y verduras volvían a salir a la calle al habitual mercado de los jueves. Con cambios importantes eso sí, marcados por las vallas de separación y la ocupación de la calle La Encomienda a la que se trasladaron dos vendedores. Hasta 25 puestos decidieron dar el paso adelante y volver a vender en el mercado de Benavente en esta primera jornada.

La gente sí que ha acudido a comprar, pero "mucho menos que cualquier jueves", explicaban los vendedores, "a la gente le cuesta salir, tiene miedo", señalaban otros, "para ir a las terrazas hay menos miedo que para venir a comprar al mercado", lamentaba otro.

"La gente tenía ganas ya y nosotros también", explicaba María Carmen, una hortelana de Manganeses de la Polvorosa que habitualmente vende en la Plaza Mayor productos que han trabajado ella y su marido en el campo. Guisantes, lechugas, patatas, "todo nuestro". Lamentaba todo el producto perdido durante la cuarentena. "La patata se me ha estropeado mucho en este tiempo de confinamiento. También he tirado mucha lechuga. Yo había puesto para venir al mercado y como no hemos podido salir pues hemos tenido mucha pérdida, la verdad. Si hubiéramos venido ya el pasado jueves no hubiera perdido tanto guisante, pero la pérdida ha sido mucha". Y es que Mari Carmen vende todo en mercados y ferias. El sábado ya volvieron al mercado de La Bañeza, y también va a Valderas. "Hay que ir recuperando la vida poco a poco".

Otra hortelana, Belén, de San Pedro de la Viña también veía ilusionada la vuelta del mercado. Ella lleva tres años con su propio puesto, tras tomarle el relevo a su padre. "Esto es un negocio familiar", explicaba. En su caso las pérdidas vienen más de las plantas en sí. "Venimos en primavera a vender la planta como tomate, cebolla, pimiento o puerros y más tarde a vender el producto. Este año algunas plantas no las hemos podido sacar a la venta". Ella y su marido recorren también diversos mercados como El Puente, Astorga y La Bañeza. "Hay que ir empezando de nuevo, a ver si la gente se anima".

Fernando cambiaba este jueves de lugar. En esta ocasión ha sido uno de los dos vendedores que sí se instalaron en la zona de La Encomienda. Él no es hortelano pero sí vendo productos de la huerta, y frutas de la zona como las cerezas. "Siendo el primer día no sabemos cómo va a ser. Además hemos cambiado de sitio y la gente habitual no te ubica, pero tendremos que adaptarnos todos poco a poco", explicaba. "Hoy hemos traído lo justo porque no teníamos muy claro cómo iba a ser el mercado". Para Fernando la cuarentena no ha supuesto un parón total puesto que tiene tienda de fruta tanto en la plaza San Nicolás de Benavente como en la avenida El Ferial. "Pero se nota el cierre de restaurantes, no haya bares. Las compras han sido diferentes. Estábamos acostumbrados a compras diarias y a lo mejor la gente cargaba para varios días y luego no tenías clientes otros días". En cuanto a las quejas de algunos clientes de las subidas de precios, explicaba que "estamos justo en el cambio de temporada de fruta y la que se acaba es más cara y la que empieza también, así que es un periodo así".

En la Plaza del Grano han vuelto algunos de los habituales como José Antonio y su padre quien tras más de 40 años acudiendo al mercado nunca había dejado de estar tantas semanas seguida sin venir a Benavente. Durante el confinamiento "hemos salido a algún pueblo a vender, donde no tienen tiendas" y este primer día de mercado "es todo diferente, las medidas, la cantidad de gente, las ventas, todo distinto". Ellos venden productos de la huerta propios, en Calzada de Tera, y también de alumnos almacenes .

También Nicasio es otro de los que han optado por acudir a Benavente desde Toro, con sus plantas hortícolas, aromáticas. "A la gente le cuesta un poco guardar las distancias, se te meten más de la cuenta, le echas la bronca, se retiran, pero se ha llevado la mañana bastante bien". Cree que "es lo que nos queda. Seguir. Yo pensé que iba a ser peor, que la gente iba a tener más miedo pero no". También habla de pérdidas en las plantaciones. "Han sido casi tres meses separando plantas, todos los días y ha habido pérdidas importantes porque el geranio se tenía que haber vendido a medios de marzo y primeros de abril", explicó Nicasio que las ventas de las plantas las realiza prácticamente de modo directo al público a través de los mercados, a lo que se dedica ya hace más de 20 años. "Nos hemos reinventado porque hemos estado atendiendo encargos por Whatssap que está que echa humo", explicaba entre risas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.