17 de enero de 2020
17.01.2020

Primero pienso, luego muevo

Cerca de una treintena de niños, de siete a catorce años de edad, participan en la Escuela Municipal de Ajedrez promovida desde la Concejaía de Deportes y el club local

16.01.2020 | 21:11

Puede ser un juego, un deporte competitivo muy exigente o incluso un arte, pero es que además el ajedrez tiene una enorme capacidad pedagógica. Cerca de treinta niños de edades comprendidas entre los siete y los 14 años participan este curso en la Escuela Municipal de Ajedrez que oferta el Ayuntamiento de Benavente gracias a la colaboración del Club de Ajedrez de la ciudad.

"Empezamos hace cinco años con seis u ocho niños y por aquel entonces hubo quien decía si iba a merecer la pena tener esta escuela con tan pocas inscripciones. Pero apostamos por ella y, como todas las cosas, necesitamos un comienzo para después seguir creciendo", explicó Julián Morán, presidente del club benaventano.

Los niños acuden a las actividades de la escuela los martes y jueves, en horario de cinco a siete horas. "En lugar de dos horas a la semana estamos cuatro para dar facilidad a los chavales a adaptar sus otras actividades extraescolares", explicó Morán.

Él y Carlos son los encargados de mostrar a los niños cómo jugar sobre el tablero. "Vienen niños que tienen algo de idea porque les han enseñado en casa, otros que han aprendido algo en la escuela y los hay que no tienen ni idea de nada".

El aprendizaje comienza conociendo las normas básicas del juego. "Los niños en cuatro días se ponen al día. No es muy complicado con estas edades lograr que empiecen a jugar una partida sin dilatarlo mucho en el tiempo", añadió.

Tras conocer las normas y la colocación del tablero y las piezas se inician en el juego. "Después hay niños con más experiencia a los que les enseñamos técnicas más precisas, para avanzar en la complicación del juego".

Los niños que ayer participaron en la actividad explicaban que lo que les gusta es "ganar"; algunos se han iniciado este año y no les importa el rival, otros ya repiten porque es algo que les "ha enganchado".

"Los niños a veces nos asombran de la capacidad mental que tienen", señaló Julián quien hizo hincapié en las cualidades del ajedrez como herramienta para enseñar a pensar. "No solo lo relacionado con el ajedrez, a pensar con lógica, a reflexionar sobre las consecuencias que puede tener un movimiento, como en la vida, que toda acción tiene su consecuencia", añadió.

La atención, concentración y memoria son fundamentales para practicar este deporte que además en algunos colegios de la ciudad también practican los alumnos. Es una herramienta pedagógica que permite desarrollar el pensamiento autocrítico, la empatía y al autocontrol. "Son técnicas innovadoras que algunos colegios están llevando a cabo y siempre es de agradecer", señaló el presidente del club.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.