09 de septiembre de 2018
09.09.2018

"El Museo de Rio me envió sus planarias antes del incendio, aunque las llamas no afectaron al sector donde estaban"

08.09.2018 | 23:54
Fernando Carbayo posando en la plaza del Grano de Benavente el pasado viernes.

- Tengo entendido que las planarias que se conservaban en el Museo de Rio, consumido recientemente por las llamas, se las habían enviado a usted y se libraron del suceso. ¿Qué ocurrió?

-Por lo que he leído hoy en Twitter (el viernes) de los científicos de Rio de Janeiro un pequeño sector del museo donde se guardaban platelmintos (entre ellas las planarias) y esponjas ha sobrevivido intacto. En la prensa digital hasta ahora no había información precisa sobre lo que se había perdido. Sé que la parte arqueológica se ha destruido por completo y ha habido grandes pérdidas en botánica y zoología. Lo sé también porque el curador, el científico que mantiene esas colecciones me lo ha confirmado. Y por mucha coincidencia también, antes del incendio el curador me había prestado todas las planarias terrestres y están en mi colección. Las estoy estudiando yo en Saö Paulo. Pero se hubiesen salvado aunque se hubiese quemado el museo.

-¿Por qué se las pidió al Museo de Rio de Janeiro?

-Para el trabajo de master de un estudiante. Las planarias son como un moco ambulante. Parecen todas iguales salvo que cambien en el aspecto externo por el color. Pero hay muchas especies que son idénticas y es difícil diferenciarlas. Y lo contrario, hay especies polimórficas, pueden tener distinto aspecto y te hacen creer que son diferentes especies siendo la misma. Entonces hay dos abordajes independientes y paralelos para evitar esa confusión. Es estudiar el aparato reproductor que en general tiene una forma muy peculiar en cada especie. Y la otra forma es investigar los datos moleculares, el ADN. Unas especies descritas en los años veinte, el científico, que era una alemán que se mudó para Brasil las describió solamente en su aspecto externo. Entonces hoy no se sabe qué son. De hecho fueron clasificadas en un grupo taxonómico, en un género, que fue creado para poner todas las especies que no sabemos qué son. Es como si fuese un cajón de sastre. ¿Qué es esto? No sé. Ah, pues ponlo ahí. Y no se sabe qué es, y lo que estamos haciendo es, como sabemos que existen, es estudiarlas conforme al nivel y al rigor metodológico actual que es más sofisticado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags