26 de noviembre de 2016
26.11.2016

Los técnicos ya recomendaron en 2011 realizar mediciones de CO2 en las piscinas

Los evaluadores consideraron necesario controlar las condiciones ambientales en invierno porque podían constituir un riesgo para la seguridad y la salud

27.11.2016 | 04:42
Un técnico realizando una medición de C02 en las piscinas junto al concejal de Administración Interior Fernando Marcos .

El Plan de Prevención de las piscinas municipales ya incluía en el año 2011, en el comienzo del segundo mandato del PP bajo la presidencia de Saturnino Mañanes, una Evaluación de Riesgos Laborales del "centro acuático deportivo" en el que recomendaba, por necesarias, realizar mediciones de las condiciones ambientales existentes.

El evaluador advirtió de un riesgo de "disconfort por condiciones ambientales adversas en invierno (sin determinar) porque no hay unas mediciones temohigrométricas". El técnico señaló como condición anómala la derivada del sistema de climatización por aire caliente, sin renovación, y propuso "efectuar mediciones" para determinar si las condiciones ambientales existentes, en particular en época de invierno, podían constituir "un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores".

El técnico sí fue más concreto en relación con el puesto de trabajo del monitor de natación y señaló como condición peligrosa detectada el "ambiente cargado, y la posible concentración de cloro en la piscina climatizada con posible riesgo de enfermedad profesional por agentes químicos que en la Evaluación aparece calificado como grave y para lo cual "se proponen realizar evaluaciones higiénicas, mediciones y/o toma de muestras necesaria".

El informe de la Inspección de Trabajo, de cuyo requerimiento al Consistorio informó ayer este periódico, abunda en las evaluaciones específicas del año 2011. "La evaluación de riesgos laborales del año 2011, bajo apreciación profesional, hace referencia explícita a la necesidad de evaluaciones o estudios específicos de condiciones ambientales tanto en las instalaciones, en general, como por exposición a agentes químicos (concentraciones de dióxido de carbón en la zona de la piscina) que no han sido efectuados por el servicio de prevención ajeno", dice literalmente.

Si entre los años 2011 y 2015 se llevaron a cabo las mediciones aconsejadas o no, no ha trascendido. Lo cierto es que en noviembre de 2015, gobernando ya el actual equipo de Gobierno de PSOE e IU, una inspección rutinaria de Sanidad detectó niveles de CO2 en el aire de las piscinas municipales "que superaban los valores permitidos". El 23 de noviembre, después de que la Consejería de Sanidad informase al Ayuntamiento, el concejal de área dio cuenta a la oposición de los resultados de esta medición en el seno de la Comisión Informativa de Hacienda. El 1 de diciembre el PP presentó sendas denuncias ante Sanidad y la Inspección de Trabajo.

La intervención de la Inspección de Trabajo a partir de la denuncia del PP está recogida en un informe de 30 páginas en el que se hace un requerimiento al Ayuntamiento para adoptar medidas y mejoras en materia de prevención laboral. No obstante, sobre si el exceso de dióxido de carbono detectado en noviembre de 2015 podía constituir un riesgo para la salud de los trabajadores, recuerda Trabajo que "en los últimos controles rutinarios, mediciones diarias anotadas en los Libros Oficiales, no se registraron datos de elevada concentración de CO2 en las fechas indicadas".

Precisa también que no hay constancia de que la Administración sanitaria tomara medidas como el cierre preventivo temporal o la suspensión de las actividades en las piscinas -lo que tendría que haber hecho de forma inmediata en caso de gravedad- por lo que deduce que se consideró una incidencia sin peligro para los bañistas, aunque se supervisara que los valores se ajustaban a los límites reglamentarios.

También indica que no hay constancia de que se hayan producido daños para la salud de los trabajadores expuestos al riesgo de inhalación de dióxido de carbono durante su jornada laboral, y en todo caso los exámenes de salud para detectar riesgos derivados de la exposición a agentes químicos "han sido superados favorablemente con declaración de aptitud médico laboral".

Por último, sobre las causas de que en el control de Sanidad de noviembre se detectase un exceso de concentración de dióxido de carbono, Trabajo recuerda que existen diversas causas que explicarían que los valores de las mediciones municipales y de la Consejería de Sanidad no fueran acordes, y cita hasta cinco factores y problemáticas diferentes que contempla la Norma Técnica de Prevención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine