Técnicos de la empresa adjudicataria de la obra de la variante de Santa Cristina, la vallisoletana Construcciones y Contratas Lerma S.L., comenzó ayer a realizar mediciones sobre el terreno a pesar de que la Diputación Provincial ha iniciado el expediente de resolución del contrato después de múltiples requerimientos para que comenzase a ejecutar las obras.

Un operario aseguró ayer por la mañana a este diario pertenecer a esta empresa cuando estaba llevando a cabo mediciones sobre el terreno con un GPS, tanto en la variante como en su entronque, en la carretera N-525.

El caso es que la institución provincial inició a finales de marzo el expediente de resolución del contrato tras haber finalizado el preceptivo trámite de audiencia.

Expediente firme

El diputado de Obras, Manuel Vega, aseguró ayer desconocer los trabajos que estaba realizando la empresa y advirtió que la resolución del contrato ya se había decidido. «Una vez en firme se procedería a adjudicar la obra a una nueva empresa», precisó.

Paralizaciones sucesivas del proyecto

Desde que el proyecto fue adjudicado a Lerma en noviembre del 2007 y formalizado el contrato con fecha 14 de enero del pasado año, los trabajos disponían de un plazo de ocho meses, aunque el acta de replanteo no se realizó hasta el pasado 13 de junio, pero en todo caso el plazo fijado para la ejecución se ha cumplido con creces.

Al no haberse realizado las expropiaciones de los terrenos afectados provocó la suspensión temporal de la ejecución del proyecto hasta que a finales de año se pudo resolver al completo estos trámites.

Posteriormente y mediante un decreto de presidencia de la Diputación se levantó la suspensión temporal instando a la empresa a iniciar los trabajos en un plazo de diez días que finalizaba a mediados del pasado mes de marzo.

La variante de Santa Cristina, proyectada aprovechando en su mayor parte el trazado del camino rural desde el punto kilométrico 5 de la N-525 hasta la altura de la fábrica de quesos en la carretera del valle de Valverde afectará también a la carretera nacional ya que junto a ésta se instalará un vial de servicio paralelo para dar acceso a los solares y viviendas, así como la instalación de los servicios complementarios hasta Santa Cristina.

Del mismo modo, para el acceso al nuevo vial desde Santa Cristina se tendrá que ejecutar la instalación de un abanico de entrada con su cebreado.