La ciudad de Benavente dispondrá en el plazo de cuatro años de un gran parque en el prado de "Las Pavas". El "mini Retiro", en palabras del concejal de Medio Ambiente, Juan Dúo, pretende ser el lugar de ocio y esparcimiento de todos los ciudadanos. El gran cinturón verde, un compromiso electoral del Partido Popular, comprende también la unión de los paseos de la Mota con el prado de las Pavas. La iniciativa incluye el acondicionamiento de los jardines y paseos de La Mota, así como la inmediata ejecución del espacio biosaludable en el parque infantil.

Otra actuación, dentro del diseño de la concejalía de Medio Ambiente y que redactan los técnicos, consistirá en el acondicionamiento de los Cuestos de la Mota. Desde este emplazamiento se construiría una pasarela, un camino serpenteando con un desnivel entre el 2 y el 3 por ciento para permitir una mayor accesibilidad al paseo por los vecinos. Para salvar la altura, los técnicos prevén construir un sendero que iría serpenteando y reduciendo altura. la pasarela saltaría al otro lado de la carretera yendo a conexionar con el prado de Las Pavas y el espacio de la pradera.

En los cuatro años de mandato, el actual equipo de gobierno pretende completar esta primera actuación del prado de las Pavas con el fin de dotar a la ciudad de un parque y un espacio verde dentro del área urbana. «Integrar y comunicar totalmente la zona verde con la ciudad», ese es el objetivo según explica Juan Dúo.

El proyecto de restauración de la zona -actualmente muy degradada- se desarrollará en unos terrenos con una extensión superior a los 49.000 metros cuadrados en el entorno de la ría de don Felipe y el canal de la fuente mineral. Se pretende el acondicionamiento de la ribera de las dos rías. Para consolidar las dos riberas se rodeará perimetralmente el prado. Se practicará un paseo por el cual se pueda circular por toda las zona de las Pavas. Desde el centro surgirían caminos comunicados con el sendero perimetral. Estos caminos van a delimitar las zonas de jardín y arbolado. La idea señalada por el responsable municipal del área es disponer de una gran plantación de árboles y especies arbóreas, diseñados los grupos como si de un jardín botánico se tratase. Cada grupo estará señalizado con cartelería explicativa para que la contemplación sea a la vez didáctica.

También está prevista la instalación de mobiliario para el esparcimiento, incluidos bancos, mesas, pérgolas y fuentes.

De forma casi inmediata, el Ayuntamiento procederá al desbroce de los restos vegetales en la zona ya que se han talado varios árboles. Se busca elevar el nivel del suelo y darle firmeza. Parte de la tierra resultante de los trabajos se utilizará en la ribera de la ría.

El proyecto busca dotar a la ciudad de un gran parque verde de esparcimiento en el que comenzarán a trabajar los alumnos del taller de empleo "Conde de Pimentel". Una mano de obra que ya está asegurada con lo que se reducen en gran parte los costes de actuación. Respecto a la construcción de la Pasarela y los cuestos de La Mota, el Ayuntamiento tendría que buscar financiación, aunque el estudio presentado a la Consejera de Medio Ambiente es del agrado de su titular, aseguró ayer Juan Dúo.

Así pues, el trazado de la vía férrea quedaría en un cinturón verde. Desde la Ventosa para llegar hasta la cuesta del río, se vería acondicionado.

Desde la concejalía de Medio Ambiente se pretende, además, extender la actuación en una fase posterior a los cuestos de La Sinoga e, incluso, a los cuestos del barrio de San Isidro. La fisonomía de esta parte de la ciudad se vería completamente renovada.

Desde el barrio san Isidro hasta el futuro parque del prado de las Pavas se construiría un carril bici, aunque este extremo está todavía por perfilar técnicamente en el proyecto que se redacta.