Una quincena de pasajeros se quedaron el domingo sin viajar a Valladolid porque la empresa titular de la línea, Linecar, no dispuso un autobús para cubrir el trayecto. Los pasajeros, que aguardaban en la estación de autobuses la llegada del vehículo desde Ponferrada, terminaron telefoneando a la Policía Local para denunciar la situación tras intentar sin éxito conseguir contactar con la empresa.

Linecar explicó ayer a este periódico que el autobús que tenía que haber viajado desde Ponferrada a Benavente para continuar viaje hacia Valladolid, ni siquiera había llegado a la ciudad berciana. El autobús con destino a Ponferrada partió de Valladolid por la mañana pero no pasó de Medina de Rioseco, donde la Guardia Civil obligó al conductor a dar la vuelta debido al temporal.

La empresa asegura que a las seis y media sí partió de Benavente con dirección a Valladolid otro autobús. Y así fue, sólo que lo hizo de vacío porque cubría la ruta a través de Villalpando, según pudo constatar este periódico.