El grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Benavente estudia elevar a la Fiscalía el despido de la gerente del Equal ante la existencia de elementos que, en su opinión, podrían hacer apreciables presuntos ilícitos de prevaricación y malversación de caudales públicos.

El portavoz del PP, Manuel Vega, explicó que esta medida se está barajando porque la concejala de Mujer, Marisol Rebordinos, reconoció públicamente tras el cese de la técnico, en el mes de agosto, y ahora tras conocerse la sentencia, que el despido era improcedente.

El PP compareció ayer en una rueda de prensa para valorar las sentencias dictadas por el Juzgado de los Social dando la razón a tres trabajadores municipales y pidió públicamente la dimisión de la concejal de Personal, Purificación Fraile, y de Mujer, Marisol Rebordinos.

La oposición las hace responsable del resultado de estos juicios y por este motivo ha reclamado también que «asuman de su bolsillo» las indemnizaciones, los salarios de tramitación, las costas judiciales y otras indemnizaciones que pudieran producirse en un futuro por posibles demandas contra la administración local benaventana.

Advirtió Vega que el Ayuntamiento de Benavente «no es ni una empresa ni un cortijo» y anunció la solicitud de un Pleno extraordinario para que el equipo de gobierno esclarezca los detalles de estos tres casos laborales. También reclamará los expedientes incoados a estas empleadas. El PP considera que los argumentos alegados por la Alcaldía para no aportar las sentencias a la oposición no tienen encaje en el caso de concejales del Ayuntamiento -no somos terceros, adujo Vega-, y anunció que averiguará quién realizó el informe por el que la Alcaldía denegó copia de las resoluciones judiciales.

El portavoz popular pidió también al alcalde «que se retracte de todo lo dicho pidiendo disculpas tanto a los trabajadores como a la magistrada». Considera «insultantes» las manifestaciones dirigidas a una trabajadora «a la que el Juzgado de lo Social ha dado la razón» y, en el mismo sentido, exigió una rectificación del regidor por «su actitud vergonzantes frente a una integrante del poder judicial, como es la magistrada, a la que debería respetar». «Pensamos que es lamentable -añadió- poner en entredicho la dignidad y la seriedad de un Ayuntamiento a través de un alcalde que hace estas declaraciones» y alegó que si Manuel García Guerra «está tan seguro de que el Juzgado de lo Social no tiene razón por qué no fue valiente y recurrió la sentencia»

Sobre las «desafortunadas» declaraciones del alcalde expresó también el portavoz del PP el deseo de conocer si cuando utilizó la palabra «chusca ,quería llamar a la magistrada mendrugo o graciosa», y seguidamente acusó al equipo de gobierno socialista de arruinar a Benavente «con este tipo de actuaciones». «Lo que pretenden -agregó- es que los ciudadanos nos limitemos a pagar y a callar, para ellos administrar el dinero a su libre antojo».

Lo ocurrido en el caso de los dos despidos y de la revocación de un expediente disciplinario es para Vega «una actuación más que demuestra que son unos granujas -en la acepción de pillo o pícaro, aclaró- intentando sacar partido de todo». El PP dijo confiar en que la ciudadanía se esté dando cuenta de estas actuaciones y de otras parecidas y al final les pase la factura.».

IU dice al Ayuntamiento que asuma responsabilidades políticas y la convocatoria de la oferta de empleo pública

Izquierda Unida volvió ayer a pedir al equipo de gobierno que asuma y depure responsabilidades políticas por los despidos de trabajadores municipales y reclamó la convocatoria de la oferta de empleo pública para cubrir las plazas que se encuentran en situación de interinidad.

La Coalición considera que las explicaciones ofrecidas por el alcalde y la concejala de la Mujer «no pueden ni deben suponer el cierre del asunto». y califica de «preocupantes» ambos despidos: el improcedente, «porque puede abrir el melón a sentencias de otros posibles despidos», y el nulo «porque pone en evidencia el proceso selectivo de la ex gerente del programa Equal».

Recuerda Izquierda Unida que la técnico fue contratada por un tribunal de selección presidido por la propia concejala de la Mujer, y que si en el proceso, que incluía «una parte tan subjetiva como la entrevista personal», se determinó que «"en principio" parecía la persona más idónea y preparada, poco después, según el equipo de gobierno, "salió rana"»

No deja de advertir tampoco IU que los dos despidos producidos no sólo le supondrán al erario público 20.000 euros en indemnizaciones y salarios de tramitación, sino «las cuantías de abogados y costas judiciales, que elevarán la suma a una cifra merecedora de partida presupuestaria».

Sin embargo, para IU «resultan más preocupantes las declaraciones del alcalde achacando a la "herencia recibida" la situación laboral de muchos trabajadores municipales:contratos temporales que terminaban convirtiéndose en indefinidos, contratos por amiguismo, afinidades políticas o pagos de favores». IU se pregunta ¿Qué ha hecho el equipo de gobierno al respecto? En su opinión «claramente, mantener la situación e incluso aumentarla»

Al principio del mandato municipal la Coalición regaló al alcalde una escoba «pero no para que hiciese "limpia" alguna ni persiguiese a nadie?sino para que, como decían las "indicaciones de uso", la utilizara para el tratamiento anticorrupción en todas sus variedades: puestos de trabajo "a dedo", cargos inútiles, contrataciones y adjudicaciones "sospechosas", trepas y virus similares»

Existe, proclama Izquierda Unida, «otra forma de hacer política, otra forma de gobernar para todos y para todas; con honradez, transparencia e igualdad de oportunidades para acceder a los puestos de trabajo de la institución municipal, la mayor empresa de Benavente gestionada con fondos públicos de todos los benaventanos».

La situación municipal en materia de personal se encuentra «enquistada» después de veinte años, y para no perpetuar situaciones de «privilegio, enchufismo, amiguismo o favores políticos», IU cree el Ayuntamiento debe realizar una convocatoria pública de todas las plazas o puestos a "regularizar" que estén dotados presupuestariamente e incluidas en su Relación de Puestos de Trabajo o catalogados y que se encuentren desempeñados interina o temporalmente. En dos años y de forma escalonada, cree la Coalición que se podría solventa la actual situación utilizando los sistemas de oposición, concurso-oposición o concurso que garanticen los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad previstos en la Constitución, y sin descartar la convocatoria de procesos selectivos de estabilización para la sustitución de empleo interino y para la consolidación de empleo temporal estructural y permanente.

Los populares recuerdan que los gastos jurídicos en 2004 ascendieron a 72.000 euros

En su comparecencia el Partido Popular acudió a las cifras para asegurar que en 2004 el Ayuntamiento de Benavente tuvo gastos jurídicos por valor de 71.837 euros. El portavoz del PP precisó que desconoce cual ha sido el gasto en 2005, pero se apresuró a señalar, «para que no hagan demagogia diciendo que es herencia del Partido Popular», que de 2003 los reconocimientos extrajudiciales de crédito pendientes ascendían a 8.772 euros de los casi 72.000 referidos.

Manuel Vega reprobó también que en estos casos de despido se haya «despreciado» a los profesionales de la abogacía de Benavente al optar por acudir a letrados foráneos. «De lo malo, malo, lo que corresponde a gastos jurídicos hubiera quedado en casa», dijo.

Por último, en relación al despido de la gerente del Equal, cree el PP que hubiese sido conveniente consultar a la agrupación de desarrollo como parte implicada en el programa. «La pregunta que nos hacemos ahora es a quién beneficia este despido; quién realiza actualmente las tareas de ese puesto», inquirió.