La Secretaría General de la Consejería de Medio Ambiente ha decidido someter al Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental el proyecto de centro para gestión de subproductos y cadáveres animales, en el término municipal de Santibáñez de Vidriales que promueve la sociedad Ecovidriales Medioambiental.

El proyecto consta de una cámara de conservación de los restos, sistema de termodestrucción, generador de gasoil, sala de almacenamiento de combustibles, báscula, centro de lavado y desinfección de vehículos, captación de agua mediante perforación propia, depuradora y chimenea para la evacuación de gases de 6 metros de altura. Su capacidad de incineración es de 9,6 toneladas al día, lo que generará 96 kilos de cenizas inertes al día.

El proyecto preve alcanzar temperaturas de combustión entre 850 y 1.200 grados centígrados y 1.200-1.400 grados de postcombustión, cumpliendo la legislación vigente.

No existe acumulación con otros proyectos y el riesgo de accidentes con consecuencias ambientales en principio es bajo, si bien parte de los productos a someter a incineración serán materiales con un cierto riesgo reconocido para la salud, y para lo cual ha de identificarse y valorarse adecuadamente todos los aspectos del proceso y verificarse por la administración la adecuación de las medidas correctoras y sistemas de control propuestos.

El impacto previsto no tiene carácter transfronterizo, y la magnitud y complejidad del mismo se preven reducidas, así como su probabilidad, duración y frecuencia.. Sin embargo, debido a los productos a incinerar, algunos con un cierto riesgo reconocido para la salud, la Consejería cree necesario someterlo al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental como garantía para la identificación y valoración adecuada de todos los aspectos del proceso, y poder verificar la adecuación de las medidas correctoras y sistemas de control propuestos.