04 de octubre de 2019
04.10.2019

La Junta mantiene el precio de los pastos y destina ayudas para paliar la sequía

El Consejo Agrario acuerda las fechas de recolección de los diferentes cultivos | La cosecha sufre una reducción del 13% respecto a la pasada campaña

03.10.2019 | 22:22
Reunión del Consejo Agrario provincial de Zamora en la Delegación Territorial de la Junta, ayer.

El Consejo Agrario provincial de Zamora, celebrado con retraso por las circunstancias políticas y que, en adelante, se seguirá reuniendo "con la periodicidad de tres meses", al decir de la delegada territorial de la Junta, Clara San Damián, aprobó ayer los precios entre máximos y mínimos de los distintos pastos, así como la fecha tope de recolección de las distintas cosechas. La campaña agrícola, expresó, ha sido desde el punto de vista climatológico negativa, con una reducción de un 13%, registrándose un descenso "desde los 6 millones de toneladas a poco más de cinco".

El Consejo agrario, en el que participan representantes de la organizaciones agrarias más significativas COAG, UPA y ASAJA, dio luz verde a la propuesta al Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de los precios máximos y mínimos por hectárea que regirán el aprovechamiento de los distintos tipos de pastos para el año 2020. Así, se ha propuesto 7,23 euros de precio máximo y 5 euros de precio mínimo para la primera categoría; 5,85 y 4 euros para la segunda categoría; y 4,36 y 3 euros para la tercera categoría, los mismos que para el año en curso.

Además, el Consejo también ha fijado la fecha tope de recolección de los diferentes tipos de cultivos para 2020. Al respecto, acordó que la fecha tope será el 31 de marzo para el maíz y la remolacha, el 31 de julio para las leguminosas de consumo animal (guisante, veza, algarroba, yeros, colza y altramuz), el 15 de agosto para recolectar los cereales de invierno, el 31 de agosto para los garbanzos y lentejas, el 30 de septiembre para la alubia, mientras que el 30 de octubre será la fecha límite para cosechar el girasol, teff y el sorgo.

Clara San Damián indicó que la Junta de Castilla y León "se ha visto obligado" a adoptar medidas para paliar los efectos de la sequía y otros efectos climatológicos adversos en la campaña agrícola 2018-2019. La primera, destinada a garantizar el suministro de agua a las explotaciones ganaderas en régimen extensivo y semiextensivo, de la que podrán ser beneficiarios los titulares de explotaciones ganaderas y los gestores de pastos, estando abierto el plazo de presentación de solicitudes hasta el próximo 7 de octubre. Esta línea subvenciona hasta el 50% del gasto elegible en inversiones (estructuras, equipos o servicios de abastecimiento de agua) realizadas desde el 1 de junio de 2019, con el límite de 4.000 euros por beneficiario.

La segunda línea de ayuda de Agricultura está dirigida a dotar de liquidez a las explotaciones agrarias de Castilla y León, mediante la concesión de subvenciones de mínimos destinadas a la bonificación de intereses en préstamos preferenciales que suscriban los titulares de explotaciones agrarias de la Comunidad. Podrá subvencionarse hasta el 100% del coste de los intereses, hasta un máximo de 1.5 puntos porcentuales, para préstamos preferenciales de hasta 40.000 euros, que se formalicen con las entidades financieras que suscriban convenios de colaboración con la Consejería.

Las bases reguladoras de estas subvenciones se publicaron el 1 de octubre en el Boletín Oficial de Castilla y León.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook