27 de febrero de 2019
27.02.2019

El Estado compromete "todo" su apoyo al sector remolachero

Agricultura insiste en la necesidad de llevar a cabo un almacenamiento privado frente a la postura de la Comisión Europea

26.02.2019 | 21:38
Descarga de raíz en la Azucarera de Toro.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, aseguró ayer en León que su perspectiva respecto al sector de la remolacha en Castilla y León es que "debe haber una continuidad" tanto del sector productor como de la industria, por lo que se hará "todo" cuanto esté en su mano "para apoyarlos a ambos y configurar la actividad de un sector muy importante desde un punto de vista económico y del empleo".

Planas apuntó que mantiene un contacto "muy intenso" con el sector de la remolacha, con cuyos productores e industria se han reunido varias veces, para seguir defendiendo "la necesidad de llevar a cabo un almacenamiento privado", aunque "la Comisión Europea no es favorable porque cree que la situación de los precios en el mercado es transitoria y en un corto o medio plazo volverán a ir a la alza".

Reunión de alto nivel

Según puntualizó Luis Planas, como consecuencia de la actuación del Gobierno de España, el pasado día 29 de enero hubo una reunión de alto nivel para continuar discutiendo el asunto con la Comisión Europea, y recordó que España protege su producción agraria, lo que supone apoyos para los agricultores y la posibilidad de que en algunos casos muy puntuales se produzcan intervenciones en relación con el mercado.

En la reunión del Grupo de Alto Nivel de la Unión Europea a la que hizo referencia el ministro Planas participó el secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Fernando Miranda, para examinar la situación del sector del azúcar.

El representante del Ministerio de Agricultura transmitió la apuesta "decidida" del Gobierno de España por el mantenimiento del cultivo de la remolacha, ya que genera una importante actividad económica y empleo en las zonas donde se produce.

El sector remolachero, con gran influencia en la comarca toresana, atraviesa un momento complicado como consecuencia de las elevadas producciones y la crisis de precios. A ello se suma el varapalo recibido por los cultivadores tras el anuncio de Azucarera de bajar en 6,5 euros el precio de la tonelada de remolacha de cara a la próxima campaña. El Acuerdo Marco Interprofesional tenía fijado un precio de 42 euros la tonelada que ahora se verá mermado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook