28 de junio de 2017
28.06.2017

Las peticiones de los municipios solicitando la declaración de zona catastrófica, en el Ministerio

La recolección en la provincia avanza con unos rendimientos "un poco" superiores al "desastre" previsto

28.06.2017 | 00:48

La recolección cerealista avanza muy lenta en la provincia debido a las tormentas de los últimos días. De lo recogido hasta ahora se desprende que los rendimientos son "un poco" superiores al "desastre" previsto, al menos en algunas comarcas. También el peso específico: "Parece increíble pero el grano no está tan mal como se preveía, esperábamos "lenguas de pájaro" y no es así en muchas parcelas", según confiesa a este periódico un agricultor de Tierra del Vino. No obstante, la cosecha va a estar "muy por debajo" del 50% de "un año normal".

Se da por hecho que la merma de producción no va a ser solo en Castilla y León. El sector tiene asumido que en España la cosecha de cereales de invierno (trigo, cebada, avena y centeno) va a estar al menos un 30% por debajo de la campaña de 2016 como consecuencia de la sequía.

España, según los expertos, tendrá que importar cerca de 20 millones de toneladas para cubrir sus necesidades ya que la producción propia no va a superar los 14 millones.

Los precios en el mercado nacional no atienden a la situación actual, ya que siguen bajos, fundamentalmente porque continúa llegando suficiente grano a los puertos y se prevé que, aunque la producción mundial también va a ser inferior, hay todavía mucha mercancía almacenada.

Se han registrado leves subidas en las cotizaciones. La Lonja de Zamora fijó ayer precios medios de 172 euros por tonelada en trigo, 162 en cebada, 175 en maíz y 176 en alfalfa.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó la pasada semana la declaración de "situación excepcional" de la campaña agrícola 2016-2017 en todo el territorio de la región. Autorizó a la Consejería de Agricultura a adoptar medidas en forma de líneas de ayuda para minimizar los efectos provocados por la sequía.

La Consejería de Agricultura tiene ya preparadas dos líneas de ayuda. La primera está dirigida a bonificar los intereses de los préstamos solicitados por los agricultores y ganaderos para subvencionar avales y la segunda pretende garantizar el suministro de agua a las explotaciones pecuarias en régimen extensivo de aprovechamiento de pastos.

La Administración Regional pretende dotar de liquidez a las explotaciones agropecuarias al bonificar el 100% de los intereses a agricultores profesionales, cotizantes a la Seguridad Social y con rentas por actividades agrarias que supongan más del 50% y con seguro agrario, y el 50% a los que no tengan suscrita una póliza.También el Ministerio de Agricultura contempla algunas compensaciones para paliar la situación. No obstante, agricultores y ganaderos son conscientes de que "las medidas de Junta y Gobierno no van a solucionar la situación y las consecuencias de la sequía las vamos a pagar nosotros".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas