19 de marzo de 2015
19.03.2015
Tierra del Vino

Burros pastores contra el lobo

La Diputación pondrá en marcha la iniciativa en explotaciones de La Culebra para conocer el comportamiento de los asnos ante los ataques

19.03.2015 | 00:17

Las zonas que han sufrido más los ataques del lobo en la provincia de Zamora, como puede ser la Sierra de la Culebra, serán las primeras donde se ponga en marcha el proyecto de uso de asnos zamoranos leoneses para la protección de rebaños rumiantes frente al depredador.

Una iniciativa que presentó ayer la Diputación en la finca que tiene en Madridanos, en la que precisamente se crían ejemplares de esta raza, en una jornada en la que sumaba a la cabaña una cría recién nacida que apenas se tenía en pie . El presidente de la Diputación, Fernando Martínez Maíllo señaló que la idea es aprovechar el potencial que existe en Zamora con esta raza "emblemática" para avanzar en su conservación mediante ideas novedosas, ya que la especie llegó a estar el peligro de extinción, al perder su función primordial en las tareas agrícolas.

La pervivencia del asno, hoy casi recreativa y turística, depende de otras propuestas como este proyecto de utilización del burro para reducir los ataques del lobo, en los que Zamora encabeza el ranking regional, con un 25% del total de las lobadas de Castilla y León. "Nuestro interés es colaborar con los ganaderos para aminorar los daños del ataque del lobo", indicó Maíllo.

El proyecto, "técnicamente muy serio" de dos años de duración y un coste de 20.000 euros, lo desarrollará la Asociación del Asno Zamorano Leonés, Aszal. En principio se pondrá en marcha en un número de entre ocho y catorce explotaciones ganaderas con la finalidad de "comprobar el comportamiento del burro zamorano leonés dentro de un rebaño ante un eventual ataque. Se van a grabar y ver los manejos futuros que debe tener para hacer un protocolo. Si de todo ello se puede deducir que el burro zamorano es eficaz para minimizar los daños del lobo se pasará a una segunda fase para extender la acción al conjunto de los ganaderos".

Miembros de la delegación de Aszal, encabezada por el presidente Víctor Casas y el secretario técnico Jesús de Gabriel indicaron que el burro es especialmente agresivo frente a los cánidos, puede repeler ataques o avisar de posibles ataques. "Queremos sacar un protocolo para ver de qué manera se puede manejar a estos animales. Es de agradecer que la Diputación apoye este proyecto". indicó Jesús de Gabriel.

Modelo sostenible

Casas, por su parte, hizo un llamamiento a conservar la ganadería extensiva ya que como corroboran informes de la ONU, es vital para el modelo sostenible de desarrollo. "El lobo está aquí, cada día va a aumentar, unido a cambios como la despoblación, el aumento del matorral y la proliferación de especies como el jabalí o el ciervo. El lobo es fundamental como depredador, pero hay que evitar molestias a los ganaderos y hay que buscar modelos de convivencia, se está comprobando que el asno es muy eficaz para ahuyentar depredadores se usa en África, Canadá y Europa, aunque en España no se ha utilizado nada y sobre todo no hay un modelo para implantarlo en diferentes regiones".

La Diputación mantiene desde hace casi 20 años, una línea de ayudas a la cría en pureza, que solo en el ultimo año han supuesto 43.000 euros y de la que se han beneficiado 86 ganaderos y otra para el funcionamiento de Aszal, a la que se le concedieron 8.500 euros. Colabora con otros organismos en programas específicos sobre mejora genética. Desde el año 1992 dispone de un núcleo de conservación de ejemplares de alto valor genético (actualmente en Madridanos) así contribuye a la divulgación de la raza mediante visitas y estudios de razas autóctonas y participando en la organización, colaboración y asistencia a diferentes Ferias y Exposiciones Ganaderas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook