ZAMORANOS EN EL MUNDO

La Junta y la Uned convocan el III Certamen Memoria de la Emigración Castellana y Leonesa

El relato sobre la vida de la zamorana Francisca Rodríguez en Argentina hasta su regreso, 62 años después, primer premio del concurso de emigrantes

10.07.2008 | 00:31
Desde la izquierda, Mar Domínguez, Juan Andrés Blanco, Begoña Galache y Carlos Pedrero, ayer en la presentación del fallo
Desde la izquierda, Mar Domínguez, Juan Andrés Blanco, Begoña Galache y Carlos Pedrero, ayer en la presentación del fallo

Con 23 años dejó atrás la pequeña localidad de Sejas de Aliste para embarcarse rumbo a Argentina, país en el que se casaría y formaría su propia familia. Sesenta y dos años después, ya anciana, Francisca Rodríguez pudo regresar por primera vez a su pueblo y fundirse en un abrazo con una de sus hermanas. La historia, recuperada ahora por su hijo Jorge D´Amato desde Buenos Aires, ha logrado el primer premio del II Certamen Memoria de la Emigración Castellana y Leonesa convocado por la Junta, la Uned (con el apoyo de Diputación, Ayuntamiento y Caja España) y la Asociación Etnográfica "Bajo Duero", con una dotación económica de 1.500 euros.
El jurado encargado del fallo, que dio a conocer ayer la resolución del mismo, ha otorgado los dos segundos premios, dotados cada uno con 1.000 euros, al leonés José Luis del Páramo (que nació en León y acabó en Venezuela tras la represión que sufrió su padre, militar republicano, durante el franquismo) y a Alberto Herrero Cacho, que nació en Argentina y que recuerda cómo fue la emigración de su abuelo y sus cinco hijos desde Soria. En cuanto a los tres terceros premios, se han valorado las historias presentadas por Sandra Pérez Chaviano sobre su abuela Tránsito Luis Calvo: la niña de la guerra nacida Zamora y que emigró a Cuba tras sufrir las represalias de la Guerra Civil; el relato en primera persona de Andrés González Castro y la descripción que hace de la emigración interior, en este caso desde León a Cataluña; y el trabajo presentado por Mateo del Amo sobre el exilio económico de cinco de sus antepasados desde la localidad zamorana de Tábara hasta Estados Unidos, Argentina, Francia o Alemania. Los autores de estos tres últimos trabajos recibirán 500 euros cada uno.
Por último el jurado, integrado por el investigador de Bajo Duero José Monteagudo, y los periodistas Mar Domínguez, Begoña Galache yCarlos Pedrero, ha concedido una mención especial con una dotación de 100 euros a Annia Marichal, biznieta del emigrante de Alfaraz de Sayago Francisco Sánchez Tamame, que fue el principal promotor del Centro Castellano en Cuba. La portavoz del jurado, Mar Domínguez, destacó el esfuerzo que han hecho los 47 participantes en la recopilación no sólo de las historias de la emigración en sus familias, sino también de documentos y fotografías. Entre los trabajos priman los que describen la emigración a Cuba y Argentina, aunque también hay de Venezuela.
El director de la Uned, Juan Andrés Blanco, ha anunciado ya la convocatoria del III PremioMemoria de la Emigración Castellano yLeonesa al tiempo que aboga por un premio especial que recoja «la memoria gráfica y audiovisual de la emigración». Los trabajos premiados ahora, correspondiente a la segunda edición del certamen, se podrán ver íntegros en breve en:(www.uned.es/ca-zamora/libros.html)
Respecto al I Premio de la Memoria de la Emigración, los trabajos están ya en fase de edición y está previsto que antes de final de año salgan a la luz los libros en los que aparecerán recogidos. En todos los casos estos premios, concluyó Blanco, «sirven para que los propios emigrantes y sus descendientes recuperen la memoria familiar, fotografías y documentos».
El material que se recopila, pendiente del futuro archivo regional
El valioso material documental y fotográfico que se ha reunido con las convocatorias del PremioMemoria de la EmigraciónCastellana yLeonesa permanece en la Uned pendiente de que la Junta de Castilla yLeón haga realidad una de sus principales propuestas en esta materia (y que ya recogió Herrera en su programa electoral): la creación de un Archivo Regional de la Emigración al que podría optar Zamora. Juan Andrés Blanco, director de la Uned, anima a todos los emigrantes zamoranos y, sobre todo a sus descendientes, a colaborar para constituir una amplia base de datos. «No hace falta que sean originales, porque la gente puede entregarnos copias de las fotografías y la documentación que son igualmente válidas para conseguir que no se pierdan para siempre».
El catedrático destaca que la realidad de Castilla y León «no se entiende sin la memoria de la emigración».La vinculación con los emigrantes, asegura, «es algo que les interesa a ellos, pero también a nosotros. No hay que verles como una hipoteca de nuestro desarrollo». Junto a los derechos «legales» de este colectivo, Blanco recordó que tienen «un derecho moral, porque durante décadas fueron ellos los que económicamente apoyaron desde fuera a sus familias y a las instituciones en Zamora; siempre respaldaron a sus pueblos. Los emigrantes, expuso por último, «también pueden ser un factor de desarrollo en la provincia y en la Comunidad Autónoma, porque son el mejor vehículo de promoción de lo nuestro en todo el mundo».

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine