27 de agosto de 2017
27.08.2017

El proyecto del Parada del Molino, de 2008, deberá adaptarse a la normativa

Sacyl encarga el reformado del nuevo centro de salud que tendrá semisótano y cuatro plantas, además de 16 plazas de aparcamiento

27.08.2017 | 04:35
Vista de la fachada principal del nuevo centro de salud Parada del Molino, cuyo proyecto se debe adaptar antes de su ejecución.

El proyecto del nuevo centro de salud Parada del Molino, que se redactó en el año 2008, necesita reformarse por los cambios introducidos desde entonces en la normativa y las nuevas necesidades encontradas. Sacyl acaba de sacar a licitación la adaptación del proyecto de ejecución, que el adjudicatario deberá realizar en un mes, así como la dirección facultativa de las obras, por un importe de 138.000 euros.

El grueso del proyecto y el plan funcional del centro de salud experimentarán, en todo caso, pocas modificaciones. Se trata básicamente de derribar por completo el actual centro de salud para levantar en su lugar un nuevo edificio que tendrá cuatro plantas, comunicadas por dos ascensores. Una es el semisótano, aprovechando la diferencia de nivel del suelo, otra será la planta baja y además contará con tres alturas. El edificio no ocupará toda la parcela, sino que parte de ella quedará para 16 plazas de parking.

La entrada principal dará a la carretera de la Hiniesta, por el lateral corto del nuevo edificio. En la planta baja se sitúa la sala de extracciones, laboratorio, procedimientos técnicos y técnicas y curas y la zona de apoyo administrativo, vinculada al acceso y recepción. En la planta inferior a ésta, semisótano, si sitúa la zona de rehabilitación o obstetricia "para que no interfieran con el resto de consultas". Aquí estarán también los almacenes, instalaciones y servicios del edificio.

En la planta primera se distribuyen aproximadamente la mitad de las consultas de medicina general, la zona de pediatría, salud bucodental y la unidad de salud mental. La planta segunda albergará al resto de consultas de medicina general. La tercera es para salas polivalentes y calderas. El proyecto deberá incorporar nueva documentación al haberse modificado la normativa desde que se redactó en su día, relativa a un estudio y proyecto acústico, certificación energética o código técnico de la edificación entre otros, además de la obvia revisión de los precios que aparecían en el documento inicial. Y además deberá hacer pequeñas modificaciones respecto al diseño interior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine