13 de agosto de 2017
13.08.2017
ÚLTIMA HORA
Puigdemont y los exconsellers huidos a Bruselas renuncian al voto delegado
0/26

El reproche social debe dirigirse hacia quien "hizo el vídeo y lo enseñó"

13.08.2017 | 05:44

Conoció de cerca el peso de culpa, los comentarios machistas del tipo "¿cómo se te ocurre hacer eso?", en referencia irse con un chico que apenas conocía y practicar la felación. No pocas personas la cuestionaban a ella, no la conducta del hombre que, por joven que fuera, la grabó y difundió las imágenes. Esa presión, "la vergüenza, la culpabilidad", la mantuvieron encerrada en casa durante meses, "solo salía para ir a trabajar", sumida en el pánico a que cualquier hombre se la acercara, solo con mirarla, el nerviosismo y la angustia se apoderaban de ella. Hasta que los amigos la rescataron y la apoyaron.

Ahora, tras pasar por la terapia, levanta la cabeza, lo tiene claro, "quien actuó mal fue él, eso era alto íntimo que no tenía ningún derecho a difundir", máxime cuando lo grabó sin que ella fuera consciente de nada, ni siquiera de lo que estaba haciendo, puesto que iba muy bebida. En todo caso, "yo puedo hacer lo que quiera con mi cuerpo, pero nadie tiene derecho a grabar un vídeo y menos a pasárselo a sus amigos". El reproche social debe dirigirse hacia quien ha cometido el delito, el joven deportista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine