01 de mayo de 2017
01.05.2017
0/16

Cuando Huntington descubrió Zamora

El millonario se enamoró de la ciudad en una ruta por los lugares clave en la historia del Cid

01.05.2017 | 10:19
El paso de la Elevación en la Plaza Mayor en la procesión de 1926.

Cuando Archer Milton Huntington, el hijo del magnate del ferrocarril en Estados Unidos, visitó por primera vez México a finales del siglo XIX poco podía imaginar que la cultura hispana lo atraparía hasta el punto de dedicar su vida a la difusión de las tradiciones y los tesoros del país del Cid. Por entonces, la "fiebre americana" por el patrimonio español aún estaba incubándose, aunque la tarea divulgativa del americano -como la de otros- ayudaría a situar dichos tesoros en la óptica de anticuarios, coleccionistas y acaparadores sin escrúpulos. Como William Randolph Hearst, el "Ciudadano Kane" de la película de Orson Welles.

A diferencia de los promotores del expolio del arte hispano -había que precisar qué es expolio y qué no, en todo caso- Huntington (1870-1955) desarrolló su compromiso personal con la difusión de los valores de la cultura española al otro lado del Atlántico como un mecenas, y no como destinatario de joyas románicas, artesonados mudéjares o pinturas de El Greco. "Como John Pierpont Morgan, propietario del Beato Morgan, Huntington compró manuscritos y piezas de arte para ponerlas a disposición del público", explica Florián Ferrero, ex director del Archivo Histórico Provincial y conocedor de la principal obra del americano: la Hispanic Society of America. Precisamente, el Museo del Prado acaba de reunir en sus salas temporales los citados "tesoros" reunidos por la fundación, actualmente en obras en su impresionante sede en el corazón de Nueva York.

Dicha muestra -"Tesoros de la Hispanic Society"- no hay referencia alguna a Zamora. Eso no quiere decir que Huntington pasara por alto el patrimonio de la provincia. Todo lo contrario. El arqueólogo, bibliófilo y escritor se enamoró de la ciudad siguiendo los pasos del Cid. "No podemos probar que estuviera en Zamora, no hay ninguna fotografía. Sin embargo, Huntington patrocinó la primera edición en inglés del Poema del Mío Cid. Conoció la historia del Cid y decidió perseguir sus pasos en España por Vivar, Burgos, Zamora y Valencia, así que resulta muy probable que estuviera aquí", razona Ferrero.

Huntington accedió al Romancero, conoció la tradición que sitúa en la iglesia de Santiago el Viejo y un hecho insigne. En el pequeño templo medieval fue armado caballero Rodrigo Díaz de Vivar. ¿Cómo no recorrer las calles de una de las ciudades españolas con un patrimonio románico más singular? Lo que sí se puede atestiguar es la doble expedición -sobre 1910 y en 1926- encargada por el hispanista para fotografiar el patrimonio zamorano y su tradición más representativa: la Semana Santa. "Quería documentar diversas ciudades españolas. Se ponía en contacto con las diputaciones, una especie de Gobierno civil en la época, y les pedía que le enseñaran a sus fotógrafos los lugares y que les revelaran las fotos", precisa el historiador. En un tiempo en el que los equipos técnicos no eran precisamente de bolsillo, la labor de retrato necesitaba de ayuda.

No todas las imágenes que aparecen hoy en la Hispanic Society fueron tomadas por los fotógrafos enviados por Huntington, como Ruth Anderson en 1926. "Compraba todo lo que había, imágenes de Laurent o de Clifford, y también se valía de fotógrafos locales como Jesús Casas Andreu", afirma Ferrero. Las mismas instantáneas aparecen hoy en los archivos zamoranos y en los de la Hispanic, que posee más de 10.000 trabajos documentales de la provincia.

Más allá del Cid, ¿por qué ese interés por Zamora? La explicación puede estar en la incipiente labor de difusión que se estaba llevando a cabo desde 1897 con la creación de la Junta de Fomento -germen de la Junta pro Semana Santa actual- que comenzó a editar carteles de la Pasión e incluso contrató a los célebres hermanos Lumière para realizar una película que llegó a estrenarse en el antiguo teatro Ramos Carrión y que hoy podía estar guardada en algún cajón en Estados Unidos. El interés de Huntington no hace sino atestiguar la singularidad de una provincia alejada de los niveles de desarrollo más altos, pero con una tradición y una cultura capaces de enamorar a americanos en busca de Historia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Edición Local

"El nacionalismo quiere acabar con España aunque ello arruine Cataluña"
Albert Boadella durante una función.

"El nacionalismo quiere acabar con España aunque ello arruine Cataluña"

"La obsesión del independentismo catalán es destruir España, aunque eso implique la ruina...

Así fue la Doggie Race Mallorca

El 4 y 5 de noviembre Benavente acoge el evento Doggie Race dentro del circuito nacional de Prensa...

El matadero, objetivo número uno del Ayuntamiento para 2018

El matadero, objetivo número uno del Ayuntamiento para 2018

El presupuesto municipal para el curso próximo aborda trabajos pendientes como el parque de...

La Policía expone las joyas robadas con el "abrazo amoroso"

La Policía expone las joyas robadas con el "abrazo amoroso"

La Comisaría acoge hasta mañana una muestra de efectos sustraídos para que sus propietarios puedan...

La piscina de Los Almendros cambia el cloro por agua salada

La piscina de Los Almendros cambia el cloro por agua salada

El vaso de chapoteo deja atrás los químicos para una mejora en la salud de los más pequeños

Los alcaldes pro biorrefinería "ninguneados" en las Cortes

Los alcaldes pro biorrefinería "ninguneados" en las Cortes

Los regidores, que no han sido recibidos ni por el PP ni por ningún consejero, hablan de trato...

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine