ÚLTIMA HORA
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga tras cinco meses de paros

La otra educación

Un proyecto pionero en Zamora ofrece una enseñanza alternativa a la convencional para niños de dos a seis años El centro prioriza el juego y el "respeto" al menor

01.10.2016 | 01:05
El nuevo espacio está asentado junto al parque de San Martín.

Ni asignaturas impuestas, ni horarios inflexibles y, ni mucho menos, exámenes. Ni siquiera profesores: son "acompañantes del aprendizaje". Se trata de los centros educativos alternativos a los sistemas oficiales o tradicionales. En 2013 solo había 40 escuelas libres en España y hoy hay más de 600 que ni siquiera llegan a cubrir la demanda. Zamora se suma a la iniciativa y pone en marcha un proyecto pionero en la ciudad que ofrece una educación alternativa para niños de dos a seis años, cuando la escolaridad ya es obligatoria.

El denominado "espacio educativo de juego y desarrollo" se pone en marcha esta misma semana en un local junto al parque de San Martín a iniciativa de José Luis Huerga y Ana Arrese, dos maestros que llevan años investigando en las pedagogías alternativas y que han encontrado en Zamora a familias que abogan por otro tipo de educación para sus hijos.

La jornada matutina está enfocada a niños de dos a seis años, mientras que por la tarde el proyecto se abre a talleres en los que pueden participar jóvenes de hasta quince años. El objetivo final de este tipo de centros es "que el niño esté a gusto, que se sienta bien, que sus propuestas sean siempre escuchadas y tenidas en cuenta, sin afán ni de que adquieran valores ni de que aprendan, eso viene dado si se cumple todo lo anterior", subraya Huerga. Las técnicas "están muy personalizadas y partimos de la demanda del niño, sobre la que creamos una dinámica de actuación", añade.

La clave está en una palabra: mentalidad. "Aquí no se viene a a jugar por desmadrarse y tampoco es una ludoteca, se trata de un juego muy personal donde el respeto al niño es primordial, el ambiente está cuidado y preparado para que a la vez que ellos juegan tengan la posibilidad de aprender". El centro ofrece "ese ocio que no tiene el colegio al uso y la pedagogía que no da el ocio en sí mismo", aclara.

El proyecto echa a andar con cinco niños aunque el límite de capacidad está en diez, con una ratio de un maestro para cada cinco niños. La gestión de las actividades y proyectos es común entre niños y acompañantes -maestros- con numerosas salidas al exterior previstas y propuestas semanales en las que los pequeños deben implicarse con responsabilidad. El trabajo es tanto individual como colectivo con una pedagogía activa, ya que los profesores también proponer acciones a los niños a la espera de ver su respuesta.

Durante el periodo entre los dos y cinco años "casi todo está basado en el movimiento y el lenguaje" y, aunque no se les enseña a leer y escribir de forma directa, raro es el niño que termina la etapa aquí sin saber hacerlo porque hay actividades que les motivan para las que necesitan de la lectura y escritura". En este sentido, "trabajamos los ritmos sin necesidad de enseñarles las letras buscando siempre la lectura comprensiva". La educación de cada niño se personaliza según sus apetencias y habilidades sin la obligación de memorizar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine