Antidio Fagúndez | Teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana

"El PSOE de Zamora necesita una regeneración y hay gente con ganas"

"No vamos a permitir que las guerras internas entre Maíllo y Herrera se traduzcan en que la Junta deje de invertir en la capital"

26.09.2016 | 11:29
Antidio Fagúndez en la sede de la Policía Municipal.

Antidio Fagúndez afronta una etapa crucial al frente de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, pero también en el seno del PSOE de Zamora. En el primer aspecto, una vez finalizado el trabajo de puesta a punto de la maquinaria municipal, debe hacer frente a importantes proyectos como el nuevo parque de bomberos o la reordenación del tráfico en la capital. En el segundo, con el partido pendiente de que termine la vorágine electoral iniciada hace más de un año, deberá afrontar una regeneración en la que está llamado a ser destacado partícipe.

-Tras más de un año de espera, por fin sale adelante el pliego de condiciones del contrato de la ORA, pero con la sorpresa de las tres subidas de precio.

-Lo que hemos hecho con el contrato de la ORA es establecer durante los diez años de adjudicación tres subidas paulatinas para compensar y amortizar las inversiones que tiene que hacer la empresa en los aparcamientos y en la zona azul, que está muy deteriorada. Son tres subidas de diez céntimos cada una e incluso con el incremento final, en ese año 2023, seguramente seguiremos siendo la ciudad más barata de ORA de toda España.

-Se hablaba en campaña de municipalizar este servicio. ¿Qué ha ocurrido?

-El PSOE no contemplaba la municipalización en su programa electoral porque no creemos que sea la mejor manera de gestionar el servicio. Izquierda Unida sí lo llevaba y tuvimos que llegar a un acuerdo para el pacto de gobierno. Accedimos a que se estudiara si la municipalización era beneficiosa para algún servicio. Cuando nos hemos puesto con la ORA sobre la mesa, hemos visto la realidad, que es que eso no es posible.

-Dice el Partido Popular que han convertido ustedes a los controladores en "delatores"...

-El Partido Popular no ha asumido que los ciudadanos en las pasadas elecciones les pusieron en la oposición. Es un partido que representa a muchos ciudadanos en Zamora y lamentablemente han sido irresponsables durante este año al no colaborar con el equipo de Gobierno. El PP no ha colaborado para resolver ninguno de los problemas que esta casa ha tenido, cuando la mayor parte de los problemas que esta casa ha tenido los ha generado el PP. Dicho esto, los trabajadores de la ORA van a seguir teniendo las mismas atribuciones que hasta ahora. Vigilarán y emitirán avisos de denuncia, pero será la Policía Municipal la que tendrá que sancionar si lo considera oportuno.

-Se ha aprobado recientemente el Plan de Movilidad Urbana Sostenible. ¿Cuáles son las aplicaciones inmediatas?

-El objetivo de este Plan de Movilidad era hacer un diseño de ciudad que no teníamos. Cada año se han ido invirtiendo fondos del Ayuntamiento de una manera dispersa sin pies ni cabeza en materia de movilidad. Lo que hemos pretendido es un diseño de ciudad a diez años que actúe en todas las vías de circulación y fomente el transporte público, el peatonal y el ciclable. Es decir, una ciudad más sostenible. Esta misma semana vamos a aprobar un proyecto de 180.000 euros para la ampliación del carril bici y mejora del existente y también sacaremos un proyecto de 200.000 euros para la mejora de los caminos rurales. Son las actuaciones más inmediatas.

-¿En qué va a consistir la reordenación del tráfico en el Casco Histórico?

-Esta semana adjudicaremos la obra. Hemos licitado un contrato para la reestructuración del tráfico en el Casco Histórico que lleva consigo una serie de obras, sobre todo en la subida de San Martín, porque hay que cambiar los sentidos de la circulación y construir aceras para proteger el colegio Gonzalo de Berceo. A partir de ahí, lo que pretende este Plan es priorizar el eje peatonal sobre los vehículos entre la Catedral y Sagasta. Ambos conviven ahora y no es la mejor opción. Queremos que los vehículos crucen de modo perpendicular y no se circule longitudinalmente por este eje. También se va a derivar el tráfico por otras calles para proteger la Plaza Mayor y la Plaza de Viriato, para que solo circulen los vehículos necesarios.

-¿Para cuándo la liberación de vehículos de la Plaza Mayor?

-La tenemos prevista en el momento en que podamos trasladar a la Policía Municipal. Una vez se efectúe el traslado al nuevo cuartel, esa será la prioridad. Vamos a reubicar la parada de taxis en Juan Nicasio Gallego. Es algo inminente.

-¿Ha conseguido ya rebajar o eliminar el alquiler del edificio del Banco de España?

-El Ayuntamiento va a ser muy reivindicativo con el Ministerio de Hacienda y con Segipsa. Me he reunido con ellos el pasado mes de julio para renegociar las condiciones del contrato y lo que queremos, simplemente, es que Zamora tenga el mismo trato que el señor Montoro le ha dado a Salamanca. Ni más ni menos. Allí se le ha cedido el edificio del Banco de España al Ayuntamiento y a la Universidad y aquí estamos pagando un alquiler muy alto. Ya les he transmitido una contrapropuesta por parte del Ayuntamiento y espero una respuesta rápida por parte de Segipsa.

-¿Está preparada su concejalía para asumir la inversión en el parque de bomberos una vez finalizado el traslado de la Policía Municipal?

-Cuando llegué a la Concejalía, mi prioridad era mejorar las condiciones de Policía Municipal y Bomberos. Hemos hecho cosas para ello. Lo que tienen en común ambos servicios es que disponen de unas instalaciones deplorables. El asunto de la Policía Municipal lo solucionaremos en la primavera de 2017. Para el nuevo parque de bomberos, el objetivo es licitar el proyecto este mismo trimestre. Hemos gastado 70.000 euros en el proyecto y tengo reservados 250.000 euros para asumir la obra. Pero eso es insuficiente, necesitamos la colaboración institucional.

-¿Habla de la Junta?

-El principio común entre instituciones es colaborar para compartir gastos y dar mejor servicio al ciudadano. No vamos a permitir que las guerras internas entre Juan Vicente Herrera y Fernando Martínez-Maíllo hagan que la Junta no invierta en Zamora. La Junta tiene una deuda con la ciudad. Tenemos pendientes obras que anunció en campaña electoral y el parque de bomberos es una reivindicación que deben atender.

-¿Y la Diputación?

-Atendemos a 42 municipios de la provincia gracias al convenio firmado con ellos, somos el parque provincial de cabecera y tenemos que atender cualquier incendio de relevancia que surja en la provincia. Creo que la Diputación se ahorraría dinero colaborando con nosotros antes que construyendo un parque comarcal como el que tenemos previsto.

-Hablemos del pacto con Izquierda Unida. ¿Han chirriado en el PSOE determinados episodios como el de la bandera republicana?

-Ha habido cosas que nosotros, si hubiéramos gobernado, no hubiéramos hecho. Lógicamente, somos dos partidos diferentes, pero la relación es buena. Hay un alcalde de Izquierda Unida y un teniente de alcalde del Partido Socialista. Todos los días hablamos, nos reunimos y debatimos sobre los temas municipales. Hay discrepancias, evidentemente. Nosotros no compartimos al cien por cien las decisiones que ha tomado el alcalde, pero los ciudadanos decidieron darle su confianza y yo creo que él no ha engañado a nadie.

-Nunca antes había estado el PSOE superado por la izquierda en Zamora. ¿Cómo afronta su partido el futuro?

-El PSOE ha sido un partido que ha gobernado el Ayuntamiento durante dos mandatos con Andrés Luis Calvo. Ahora estamos en un proceso de regeneración. De la mano de Luis Tudanca, de cuyo trabajo me siento partícipe, estamos impulsando un momento de cambio. El PSOE en Zamora debe volver a ser el referente del centro-izquierda, como lo hemos sido durante muchos años.

-Caras nuevas gobiernan en Toro y Benavente. Junto con usted, ¿son los rostros del cambio socialista?

- Luciano Huerga, Tomás del Bien y yo trabajamos día a día conjuntamente y tenemos una relación estupenda. Estamos en un nuevo proceso y hay gente con ganas. El PSOE tiene que ser dinámico, ágil y útil. Y creo que nosotros tres, que somos parte de quienes intentamos regenerar el partido, tenemos que ponernos al servicio de los ciudadanos para que verdaderamente haya un cambio en la provincia.

-¿Pasa el cambio por la Secretaría Provincial del PSOE que ostenta Antonio Plaza?

-El partido, lamentablemente, vive una situación de parón debido a que no tenemos un gobierno en España. A partir de que haya un gobierno, habrá congresos a todos los niveles y será el momento en el cual el partido tendrá que decidir la nueva dirección.

-¿Se ve usted asumiendo la responsabilidad local del PSOE, incluso con las miras puestas en la candidatura a la Alcaldía para el año 2019?

-Cuando llegue el momento, el PSOE elegirá al mejor candidato para la Alcaldía. Yo, de momento, soy el primer teniente de alcalde, el portavoz del PSOE y mi objetivo es trabajar para servir a los ciudadanos, que es para lo que me eligieron.

-¿Podría interferir esa hipotética candidatura encabezada por usted en el último año de gobierno junto a Francisco Guarido?

-En las pasadas elecciones hubo una cosa muy clara: de los 32.000 votantes que hubo, 22.000 votaron que no querían un gobierno del PP. Y tanto IU como PSOE hemos asumido esa responsabilidad. Unimos fuerza para dar un cambio al Ayuntamiento, que es lo que necesitaba. Nuestro objetivo es trabajar por el bien de sacar el Ayuntamiento adelante. Cuando lleguen las elecciones, ya se verá.

-En clave nacional, ¿cuánto crédito cree que le queda a Pedro Sánchez dentro del PSOE?

-En febrero tuvimos una oportunidad excelente en este país para haber tenido un cambio. Lamentablemente, por la posición de Podemos, que miraba más los intereses personales que los del país, no pudimos tener ese cambio. Ahora mismo creo que no está todo perdido. Tenemos por delante la posibilidad de que aquellas fuerzas de cambio que dicen que vienen a regenerar la vida política se unan y cambien este gobierno de derechas. Hasta que eso ocurra, creo que no va a haber ningún cambio interno.

-¿Qué opina usted del caso Valdeón?

-Hay que separar el ámbito político y el personal. En el aspecto político, ella ha sido rápida en la toma de decisiones y ha tomado la decisión correcta para quitarse de los focos mediáticos, porque esto ha sido una purga interna debido a la guerra que tienen Maíllo y Herrera, que lo que hacen es dilapidar cualquier tipo de crítica interna. En el aspecto personal, yo he sido miembro de la Corporación con ella, creo que es una persona cercana y agradable y le deseo lo mejor.

-¿Por dónde pasa el futuro de Zamora?

-Tenemos que empezar a ver hacia dónde queremos ir en cuanto a modelo de ciudad. Creo que el Ayuntamiento de Zamora debe tener una relación fluida con el Obispado y con las congregaciones religiosas. Si verdaderamente queremos revitalizar el Casco Histórico, ellos son los propietarios de los mejores y más importantes inmuebles que hay allí y necesitamos ese entendimiento. El futuro pasa por poner fin a esos problemas que ya sabemos que tenemos y buscar los proyectos que queremos para nuestra ciudad. Necesitaremos un gran consenso político entre todos los grupos para decidir a dónde queremos ir, la participación ciudadana y la colaboración institucional.

-¿Qué proyectos son esos?

-Hablamos de museos como el de Semana Santa, una gran instalación deportiva, una apuesta por la investigación junto con la Universidad, una dinamización económica y cultural, aprovechar la llegada del AVE... Ese es el reto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine