Cientos de fieles cumplen con la tradición y veneran las sandalias de la Virgen del Tránsito

Con el acto concluyen las celebraciones en honor de la advocación mariana

17.08.2016 | 02:23
Un hombre besa la sandalia de la Virgen del Tránsito.

Cientos de personas veneraron las sandalias de la Virgen del Tránsito ayer, tras dos celebraciones eucarísticas, en la iglesia del convento del Corpus Christi y ante la imagen de la Virgen dormida. El templo quedó pequeño para albergar a los fieles de todas las edades, desde mayores hasta bebés llevados en brazos por sus padres, que participaron en el acto que honra a una advocación mariana con gran devoción en la ciudad.

Antes de comenzar la adoración, el sacerdote José Muñoz Miñambres exhortó a la feligresía a reflexionar sobre el significado del beso a la sandalia. El presbítero insistió en que tenía que ser "un acto de meditación" porque la sandalia es "una imagen de las huellas de María y cada uno vamos marcando una huella en su vida". Pidió que "cada uno piense qué estoy haciendo y qué huella estoy dejando".

Tras el canto de la Salve, en filas ordenadas, comenzó la veneración con la que concluyeron las celebraciones en honor a la Virgen del Tránsito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine