17 de julio de 2016
17.07.2016
Francisco Guarido | El alcalde de Zamora cumple un año de mandato

Francisco Guarido: "La Ley no permite que el Museo de Semana Santa se levante en San Martín"

"San Damián parece ya de Podemos, pide hasta que la ORA se retire" l "No podemos dudar de la Policía Municipal, que seguirá supervisando las sanciones por aparcar mal"

18.07.2016 | 10:27
El regidor municipal de IU en su despacho.

Un año después de tomar posesión como alcalde de Zamora, Francisco Guarido, quien fuera líder de IU en la oposición durante 16 años, afirma haberse "encontrado un Ayuntamiento estatua de sal". Como responsable del Gobierno de IU-PSOE, del que garantiza la estabilidad, lleva apagando fuegos desde el inicio de mandato, especialmente con la Semana Santa y la Iglesia, con la que asegura tener buena relación. La última batalla está por librar: la ubicación del Museo de Semana Santa que los informes jurídicos descartan en el parque de San Martín.

-La Junta Pro Semana Santa se subleva y anuncia un concurso de ideas para el proyecto del museo en San Martín.

-No hemos cerrado nada, seguimos abiertos al diálogo. Pero la situación sigue siendo la misma, la clave es que la Ley no permite eliminar una plaza pública, como es el parque de San Martín, para levantar un edificio. El informe jurídico dice que es difícilmente admisible, salvo que se justifique que no existe otro lugar en el que poder levantar la edificación. Además, por Ley, debe permutarse ese parque por otro lugar similar para uso como plaza pública.

-¿Esa iniciativa dificulta la solución?

-Si quieren hacer un concurso internacional para elaborar un proyecto y así no perder la subvención, nos parece bien. Seguramente quieren presionar, usar esa vía, un tanto política. Pero una cosa son los deseos y la realidad, otra, si la realidad dice que difícilmente es admisible un museo allí, tendrán que hacer propuestas alternativas o ser capaces de argumentar que no se puede hacer en ningún otro lugar del casco antiguo, es un requisito legal. Había otras opciones, en terrenos de la Iglesia en los que se podía construir. Deberían mirar a quien tiene grandes propiedades en el centro histórico, donde quieren situarlo.

-El Ayuntamiento cerró 2015 con un superávit de 12 millones de euros, anuncia usted una reducción de la deuda, ¿cuál ha sido la fórmula mágica?.

-Compartimos seis meses de Gobierno con Rosa Valdeón, hay que ser ecuánime. Fue un año muy bueno en recaudación y se gastó menos de lo previsto, se ejecutó el 80% del gasto y se usó el 90% de los ingresos. Por imposición del Plan de Ajuste de Montoro, 6,5 millones deben ir a amortizar deuda. El resto, a inversiones sostenibles especiales que se puedan hacer en cinco años: un millón, para liberar muralla; y el resto, para el proyecto de señalización horizontal y vertical de vías urbanas, parques y jardines.

-¿Implica que los zamoranos no verán incrementados sus impuestos en este mandato?

-La previsión a día de hoy, salvo imprevistos, es que no. En el pacto de Gobierno estaba indicado que íbamos a bajarlos y ya lo hemos cumplido con el IBI y la basura, en un millón de euros, una bajada significativa.

-Un año después de tomar las riendas del Gobierno municipal, ¿a qué proyectos que reivindicaba como oposición ha tenido que renunciar por la realidad del día a día?

-Como IU, hemos tenido que renunciar a lo que nos planteábamos de manera ilusionante: la municipalización de servicios. Nos encontramos con contratos caducados y anulados, con trabajadores dependientes de ellos, y consideramos que era más importante renovar los servicios. Incluso los sindicatos estaban en esa línea. Optamos por seguir gestionándolos, pero de manera más eficaz y rápida. Nos encontramos con un Ayuntamiento que era una estatua de sal: aquí no había hecho nada. El contrato de basuras llevaba dos años caducado; el de la ORA, 11 años; el de la grúa y el de alumbrado, 7.

-Precisamente, el de la ORA ha suscitado duras críticas del PP, les acusa de que se podrán retirar vehículos sin supervisión de la un policía municipal; y de incorporar el servicio de grúa, lo que permitirá equilibrar pérdidas imponiendo más sanciones.

-No se puede sospechar de la Policía Municipal, y menos la derecha, porque controlará las infracciones. Los servicios unidos resultan más rentables para el Ayuntamiento, la grúa tendrá parte del depósito en el párking de San Martín. No se puede ser tan infantil y decir que la empresa hará lo que quiera, no es verdad, la grúa podrá ir con policía o con el sistema de fotografía para sancionar, igual que el de la ORA. Volveremos a cobrar el canon de 200.000 euros a la empresa de la ORA, perdido durante siete por el contrato caducado.

-La portavoz del grupo del PP, Clara San Damián, reprocha incluso que se mantenga.

-Parecen ya los de Podemos pidiendo la supresión de la ORA, ¿por qué ellos no lo hicieron en 16 años? Dejaron pudrir la situación. Sobre la supresión, que pregunten a los comerciantes en Lope de Vega, Santa Teresa, Mercado de Abastos...

-La rehabilitación del Puente de Piedra, ¿cómo piensan acometerla tras la negativa del 1,5% cultural?

-En la próxima convocatoria del Ministerio de Fomento volveremos a intentarlo porque el Ayuntamiento no tiene fondos ni para iniciar la obra. Es necesario acometer la limpieza del río que deteriora el puente con sus acometidas. La Confederación Hidrográfica del Duero debería ser sensible con que es imposible que el Ayuntamiento pueda hacerlo, aunque sé que es nuestra competencia, pero desde las obras realizadas en 2003 no se ha vuelto a sanear. Pedimos ayuda.

-¿El viaducto entrepuentes hay que olvidarlo?

-No, es una posibilidad de futuro y el Ayuntamiento es evidente que no tiene dinero para ello, sí se puede reivindicar a la Junta de Castilla y León y a la Confederación.

-¿Y el Mercado de Abastos?

-Ha habido petición de fondos europeos, a través de la línea de la Asociación de Municipios Ribereños del Duero. Queremos hacer una reforma en infraestructuras básicas, como se ha hecho en otras ciudades. También queremos acometer una pequeña ampliación de la Casa de las Panaderas en el solar de detrás, donde irá un ascensor para completar la accesibilidad, con una inversión de 10 millones de euros. Y conectar el carril bici con Cardenal Cisneros.

-¿En qué momento están las negociaciones con los propietarios de edificios anejos a la muralla, para su liberación?

-A finales de agosto podemos entrar ya en contacto con los propietarios. La actuación implica liberar 300 metros de muralla y disponemos de hasta dos millones de euros. Los técnicos municipales están realizando una tasación, valorando cada edificio del número uno al 37, después hablaremos con los dueños para llegar a acuerdos en el precio de expropiación. Si no hay acuerdo, no se actuará. Hay cuatro valoraciones ya hechas.

-Una vez casi en marcha la obra del Banco de España para reubicar el cuartel de la Policía Municipal, ¿cuándo se podrá trasladar la obra de Baltasar Lobo al antiguo ayuntamiento?

-Esperamos que la Policía Municipal pueda estar en la nueva sede en primavera. Confiamos en llegar a un acuerdo con el Estado para que compense con algún beneficio, de cara al futuro, el que el contrato de alquiler era de diez años y llevamos años y medio pagando sin usarlo, son 8.500 euros al mes. En cuanto al Museo, la familia está de acuerdo con la ubicación y con el concurso de ideas y el anteproyecto. No podemos dar plazos, pero está desbloqueado tras años estancado.

-Otro de esos viejos proyectos es el parque de bomberos en el polígono de La Hiniesta, ¿se reactivará?

-Es bueno hacer historia, aunque el PP nunca quiere, siempre dice que los otros no son ellos, pero el proyecto lleva 20 años dando tumbos. Está ya en proceso de licitación la redacción del mismo por 70.000 euros, aunque sin cuantificar de forma definitiva, costará en torno a los 2,5 millones. Después vendrá el recorrer despachos en la Junta de Castilla y León, que solo dejó un "hay que..." y en la Diputación Provincial, puesto que se da servicio a 40 municipios y se asiste a los incendios de la provincia que lo precisan. Habrá que financiar esa prestación de servicio de alguna manera. Es un parque local, comarcal y provincial.

-Hay ciudadanos que consideran que están colocando parches en lugar de renovar el pavimento de las calles, incluido el casco antiguo, que es una chapuza auténtica.

-El mantenimiento consta de ir renovando poco a poco. Con el Plan de Empleo, se está parcheando, igual que hacemos en nuestra casa, y esta labor de mantenimiento es muy importante, y cuando acabe ese plan en octubre, hasta mayo se seguirá. Queremos destinar un millón de euros a asfaltar, la inversión más grande que se ha hecho en la ciudad, que va a dar un cambio en cuanto a vías, aceras, asfaltado y mobiliario urbano, parques y jardines, y basuras. Cuando acabe el mandato se podrá decir que hemos niquelado la ciudad; dejaremos un Ayuntamiento sin agujeros, sin marrones y sin sapos para que el que entre pueda gestionar el futuro y no el pasado, como nos ha ocurrido a nosotros.

-Por cierto, la peatonalización del casco antiguo era una de sus iniciativas, ¿han dado pasos ya en esa dirección?

-Dejémoslo en la semipeatonalización, en evitar que se circule mucho, pero vías de entrada por San Martín y por la avenida de El Mengue tiene que haber. Se podrá restringir poco a poco el uso del coche, nunca fuimos partidarios de la peatonalización total.

-¿Y la redacción de un Plan Especial del Casco Antiguo?

-Lo tenemos en mente, pero ha habido tanta dejadez en el pasado que todo no se puede acometer de golpe. El actual es del año 2000 y convendría haberlo renovado a los 12 años. El objetivo será conseguir que se instale allí gente flexibilizando la posibilidad de construir, el actual es muy restrictivo. Si no, tendremos un casco antiguo lleno de solares vacíos y que se nos cae. Incentivar la actividad económica, el comercio, es otro objetivo. Hay que lograr un equilibrio entre quienes viven allí y el turismo y quienes viven de él.

-¿La colaboración institucional, con la Diputación, por ejemplo, está en vía muerta por ser usted un alcalde de IU, radical de izquierdas, como dijeron Clara San Damián y Fernando Martínez Maíllo, desde el PP?

-No lo creo, eso no es más que una frase, soy alcalde de IU y el Gobierno es IU-PSOE, la gente que me conoce sabe que no soy ningún radical y estamos demostrando que gestionamos mejor que el PP. Con la Diputación tenemos un convenio de uso de los terrenos del Tránsito, la pista deportiva.

-La Junta parece tratarle mejor, parece tener relaciones más cordiales con Alberto Castro, el delegado en Zamora, y la vicepresidenta Valdeón.

-No es mejor, hay una buena relación con todos los representantes institucionales. Espero que Juan Vicente Herrera cumpla con la promesa que le hizo a San Damián si llegaba a ser alcaldesa y convierta en centro cívico el agujero que nos dejó la Junta en la universidad laboral, que demuestre que no es un Gobierno revanchista con Zamora.

-¿Y Valdeón qué le dice?

-Está interesada y el consejero de Fomento también, pero no parece que estén dando pasos. Hemos tenido reuniones pero no se ha avanzado. Hay 700.000 euros en los presupuestos y no usarlos sería una traición a Zamora. Hay un agujero de tres millones, dos de la Junta y uno del Ayuntamiento. Si tenemos que poner algo para el centro cívico, lo haremos.

-Este año como alcalde, ¿qué le ha cambiado y qué le ha aportado?

-Personalmente no he cambiado, tengo menos tiempo para salir a la calle, tengo que hacer propósito de enmienda, hablar más con la gente y visitar más los barrios porque es bueno el contacto con la gente. El Ayuntamiento ya lo conocía por los 16 años de oposición, bastante educada y constructiva. No puedo hacer todas las propuestas de entonces, pero sí cambiar tendencias: poner a funcionar el Ayuntamiento; incrementar el gasto social; mantener la ciudad, que estaba abandonada; e imponer la austeridad en el gasto político.

-Su relación con la Federación de Asociaciones de Vecinos no parece ser muy buena...

-Es buena, con la FAVE y con AVZ. Conozco todos los barrios y casi todas sus necesidades, hay buena colaboración, pero no todo lo que piden se puede hacer.

-¿Han logrado un buen tándem con el PSOE, sus socios?

-Sí. El equipo de Gobierno funciona bien, la relación es buena y cordial, nunca hay fisuras en los plenos. Hablamos las decisiones y hay un respeto. Que tomen ejemplo para formar el Gobierno de España. Es posible plantearse que si el PP no logra mayoría en la investidura de Mariano Rajoy, es legítimo plantearse un gobierno distinto.

-¿Está garantizada la estabilidad?

-Absolutamente, los lazos y puentes que se tienden a los dos concejales no adscritos y a Ciudadanos están dando también sus frutos, se les tiene en cuenta con sus propuestas. La oposición está formada por tres grupos diferentes, pero estos votan con nosotros o se abstienen y nos salvan la situación.

-¿Volveremos a ver a Guarido encabezando la candidatura municipal?

-Solo me planteo tres años. No puedo decir sí o no, mi pulso vital es de tres años porque la actividad es muy intensa y el grado de dedicación tampoco permite estar muchos años. Es agotador, trabajar todos los días y a todas horas, en casa, hay un desgaste incluso físico.

-¿El pacto con Podemos ha liquidado IU?

-De momento no. Era lo que se pretendía. El pacto no ha beneficiado a ninguno, fue un fracaso y tenemos obligación de desconectarnos, volver a lo que era IU antes de este invento, a nuestras siglas, respetadas y bastante más que las de Podemos. Pediría que caminemos por separado, lo piden los votantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine